Inicio
 > Informes e investigaciones > Blog de TEC > El cerebro del sistema de la cadena de suministr...

El cerebro del sistema de la cadena de suministro

Escrito por: Ashfaque Ahmed
Publicado: agosto 20 2005

P. ¿Cuál es la meta final de la gestión de la cadena de suministro en un negocio?

R. Establecer una correspondencia entre las actividades de aprovisionamiento, planificación de la producción, planificación de la distribución, asignación de la producción, planificación del almacén, planificación del inventario, etc. -relacionadas con la oferta- y las actividades de órdenes entrantes y pronósticos –relacionadas con la demanda-, para cubrir todas las demandas con el menor costo posible.

¿Los sistemas actuales de planificación de los recursos de la empresa (ERP), gestión de la cadena de suministro (SCM) y gestión de las relaciones con los clientes (CRM) son capaces de lograr este objetivo holístico? En realidad, no. Entonces, ¿cuál es la solución?

Veamos las cosas más de cerca. Los sistemas ERP tradicionales actúan como habilitadores de las actividades del negocio, como la cadena de suministro, en parte gracias a la gran cantidad de puntos de contacto que tienen. No pueden hacer planes para satisfacer la demanda con el menor costo mediante actividades relacionadas con la oferta. Por otro lado, los sistemas SCM especializados (aquellos que afirman ser diferentes a la parte SCM de los sistemas ERP tradicionales), tratan de cerrar ese vacío que existe entre las actividades relacionadas con la oferta y las que se relacionan con la demanda. Sin embargo, el límite está en que no tienen la inteligencia o la flexibilidad para tratar la enorme cantidad de datos, actividades y otras consideraciones que son parte de los grandes negocios de hoy. Los sistemas CRM sólo son una parte de la ecuación, ya que únicamente se encargan de las actividades del negocio que se relacionan con la demanda y no son muy útiles al tratar de establecer una correspondencia entre la oferta y la demanda de forma rentable.

Afortunadamente, existe una herramienta capaz de lograr este objetivo. En algunas partes se le conoce como “planificación avanzada”, mientras que en otras se le llama “optimización de la cadena de suministro”, “programación avanzada”, etc. No obstante su nombre, actualmente muchos vendedores están tratando de hacer que sus productos hagan lo mismo, es decir, que establezcan la correspondencia entre oferta y demanda y encuentren el equilibrio entre ambas. Algunos de estos vendedores han tenido éxito con sus herramientas, pero otros siguen trabajando en ello. En este artículo, nos referiremos a la herramienta como planificación avanzada y optimización (APO). De hecho, una herramienta APO permite que el negocio controle sus actividades en conjunto con los requisitos de los clientes.

Una herramienta de optimización representa varias ventajas. Permite que los negocios sepan cómo y cuándo satisfacer las órdenes y los pronósticos para lograr la mayor eficiencia. Proporciona flexibilidad a un negocio y le permite que optimice sus recursos materiales. Finalmente, esta optimización produce enormes ahorros en los costos de operación, mientras que mejora los niveles de servicio a clientes y puede llegar a eliminar por completo la escasez de inventario. Todos estos factores, hacen de APO una herramienta poderosa para cualquier negocio.

Otras ventajas de APO son las siguientes:

  1. Ciclos de programación más cortos
  2. Niveles de inventario reducidos
  3. Mayores rotaciones de inventario
  4. Mayor capacidad de respuesta a los clientes (capacidad para efectuar cambios a las órdenes)
  5. Aumentos en la flexibilidad para obtener alternativas menos caras

El funcionamiento de APO

Lo primero que hace APO es ver las órdenes y los pronósticos y mezclar los que son similares o establecer una correspondencia entre ellos. Cuando es necesario, divide las órdenes y los pronósticos en órdenes y pronósticos secundarios, para repetir la operación de mezcla y correspondencia. Entonces, combina las órdenes y los pronósticos o las órdenes y los pronósticos secundarios que correspondan, con el fin de planear la distribución o la producción o para cualquier otro plan de negocios que exista. La APO define la distribución, la producción y cualesquiera restricciones además de la capacidad y la disponibilidad de los recursos. La APO también define los tiempos de entrega, la prioridad de las órdenes y otros requisitos de satisfacción de órdenes.

Una vez que se definieron todas las restricciones, la capacidad, etc. del lado de la oferta, el sistema hace un cálculo contra el conjunto de órdenes y pronósticos y da como respuesta la producción, la distribución o cualquier otro plan que sea más adecuado. Es posible que este plan contenga agrupaciones de operaciones de producción comunes. En otras palabras, se toman varios productos que requieran las mismas operaciones de producción y se combinan en una sola orden de producción.

Por lo tanto, los datos de planeación que resultan de este tipo de herramientas se introducen en distintos sistemas de ejecución, como ejecución de la producción o de la distribución, gestión de almacenes, control de inventario, etc. En otras palabras, mientras que otros sistemas actúan como habilitadores de las actividades del negocio, esta herramienta de optimización funciona como el cerebro detrás de todas las actividades de la cadena de suministro.

La tecnología de APO

La mayor parte de las herramientas de optimización tienen programación por restricciones o cómputo genético por algoritmos, programación lineal, Taabu Search, etc. Resulta interesante notar que casi todos los vendedores grandes de ERP y SCM (incluyendo a los cinco más importantes), usan un algoritmo desarrollado por una sola empresa, para tener esta funcionalidad de optimización.

La programación lineal es recomendable para resolver problemas pequeños y poco complejos. Sin embargo, no tiene un desempeño satisfactorio en situaciones complejas, ya que el aumento en el número de cálculos que puede realizar es directamente proporcional al aumento en la complejidad del problema. La mejor opción es el cómputo genético por algoritmos. Esta técnica no requiere que el usuario defina reglas para llevar a cabo los cálculos necesarios. El número de cálculos que se requieren para realizar las operaciones es mucho menor si se compara con otras técnicas. El cómputo genético por algoritmos también es transparente para el usuario, ya que no necesita que este introduzca información, además de que tiene un buen desempeño en situaciones complejas. Por consiguiente, las herramientas de optimización que usan cómputo genético por algoritmos son las que tienen el mejor desempeño del grupo.

Conclusión

La herramienta de planificación avanzada y optimización tiene una enorme capacidad, que permite que los negocios obtengan grandes ahorros gracias a la optimización de sus procesos. Dichos ahorros pueden ir desde al menos 50 ó 60 por ciento en la mayoría de los casos, hasta 200 por ciento, y esto hace que la inversión en esta herramienta resulte bastante atractiva. Sin embargo, tiene muchas otras ventajas (que mencionamos en este artículo), que la vuelven completamente irresistible. Asimismo, es eficiente en industrias de procesos y discretas.

Acerca del autor

Ashfaque Ahmed es consultor de técnicas de planificación avanzada, programación y optimización para el área de fabricación y distribución. Trabaja con pequeñas y medianas empresas en los segmentos de alimentos y bebidas, textiles, productos farmacéuticos, empaques, papel, metales, fabricación por procesos de bienes de consumo y en la industria de fabricación discreta automotriz, para ayudarlas a resolver los problemas que tienen con sus cadenas de suministro. Es ingeniero y tiene un MBA en sistemas de información.

Sitio Web personal: http://www.geocities.com/ahmedashfaque2002/

Se le puede localizar en ahmedashfaque2002@yahoo.com

 
comments powered by Disqus
Popular Searches

Búsquedas recientes:
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Others