Inicio
 > Informes e investigaciones > Blog de TEC > Jack Link's Beef Jerky: "Wal-Mart no me obligó a...

Jack Link's Beef Jerky: "Wal-Mart no me obligó a hacerlo" Tercera parte: las ventajas esperadas y las lecciones aprendidas

Escrito por: Joseph J. Strub
Publicado: marzo 10 2005

Las ventajas esperadas

Al igual que tantas pequeñas y medianas empresas (PYME), Jack Link’s Beef Jerky se había enfocado en fabricar el mejor beef jerky del mundo, descuidando su cadena de suministro durante muchos años. Finalmente, decidió cambiar las circunstancias implementando la tecnología de identificación por radio frecuencia (RFID) junto con las prácticas de excelencia y el soporte de Microsoft.

Este artículo habla de la forma en que la empresa decidió evitar la curva de tecnología antes de ver pasar la oportunidad. De forma específica, el artículo examina:

  • La filosofía de RFID para las PYME (consulte la primera parte)
  • Los antecedentes de la empresa (consulte la primera parte)
  • Los acercamientos a la implementación de RFID (consulte la segunda parte)
  • Las ventajas esperadas
  • Las lecciones aprendidas

Al terminar todas las etapas, Jack Link’s Beef Jerky habrá invertido una gran cantidad de tiempo, energía y dinero. Sin embargo, el análisis que realizó la empresa concluyó que gracias a esta inversión se podrán obtener varias ventajas importantes, como:

  • Mejoras en la precisión del inventario

  • Reducción en los registros manuales

  • Aumento en la visibilidad

  • Facilitación de los reclamos de productos y minimización de la exposición

  • Reducción importante del tiempo necesario para un reclamo (de varias horas a unos minutos)

  • Aumento en la seguridad de los alimentos mediante el seguimiento de los ingredientes

  • Automatización del cumplimiento con los reglamentos e integración con el software de planificación de los recursos de la empresa (ERP)

Salvo por el reclamo de los productos y la seguridad, las ventajas que mencionamos son resultados comunes de las implementaciones de RFID. En las industrias de alimentos y bebidas, la capacidad para reducir el alcance de un reclamo puede acelerar el proceso y minimizar la atención negativa del público hacia el problema.

Para que la tecnología de RFID se extienda a otras instalaciones y líneas de producción, es necesario inyectar capital para equipo y etiquetas. Sin embargo, es posible verificar y repetir los éxitos que resultaron de las etapas I y II. Jack Link’s Beef Jerky ha realizado el trabajo pesado, es decir que ha comprobado el concepto ante su propia gerencia.

Esta es la tercera de tres partes que conforman esta nota.

La primera parte presentó una filosofía de RFID para PYME y los antecedentes de la empresa.

La segunda parte detalló las etapas de implementación.

Las lecciones aprendidas

Si evitó leer las secciones anteriores para ir a la parte más importante, como hacemos con las novelas de misterio, debería avergonzarse. Se habrá perdido de algunos pasos interesantes y reveladores de un proceso de implementación exitoso de RFID. No obstante, revisemos brevemente las lecciones importantes que nos puede enseñar el acercamiento en cuatro etapas de Jack Link’s Beef Jerky.

Empiece por las partes pequeñas, pero piense en grande

Una de las desventajas que tienen muchos proyectos de tecnología es que las empresas adoptan más tecnología de la que pueden digerir y utilizar. Es claro que Jack Link’s Beef Jerky evitó esta situación concentrándose en el despliegue de una sola unidad de mantenimiento de inventario (SKU) y una línea de producción. Además de mantener la inversión de capital en un nivel manejable, la empresa pudo enfocarse en una parte limitada de su proceso del negocio para identificar las áreas problemáticas y las preocupaciones.

¿Se resolvieron todos los problemas? No, todavía hay que solucionar ciertos problemas, como el trabajo en condiciones cáusticas como ácido, los cambios bruscos de temperatura durante los procesos de fabricación y la búsqueda del material de empaque más propicio para un ambiente de radio frecuencia. Sin embargo, estos tipos de problemas ya se han identificado en el laboratorio operativo antes del despliegue completo al taller de producción.

A pesar de trabajar en un ambiente limitado con respecto a las SKU y las líneas de producción, Jack Link’s Beef Jerky tenía la visión necesaria para apreciar todo el impacto que RFID tiene en su ambiente de fabricación. Así, Jack Link’s Beef Jerky empezó por las partes pequeñas, pero ya está empezando a enfocarse en la idea más general.

Trabaje de acuerdo a su propio programa: tiempo al tiempo

Algunos reportes que han aparecido recientemente en la prensa hablan de muchos proveedores de Wal-Mart que fueron “seleccionados” para participar en la etapa inicial y que habían tenido dificultades para cumplir con la fecha objetivo de enero de 2005. Sobre todo al tratar con tecnología nueva, lo que antes era un programa razonable ahora parece irreal y poco práctico desde el punto de vista económico, además de que parece carecer de las devoluciones financieras necesarias para justificar la inversión. Jack Link’s Beef Jerky nos enseñó a dejar mucho tiempo y a trabajar de acuerdo a su propio programa y su propio paso cuando sea posible. La empresa estaba consciente de la importancia que tiene un cliente como Wal-Mart. En lugar de esperar y reaccionar, la empresa decidió ser proactiva y afianzar su paso en el resbaloso camino hacia la tecnología nueva.

Aproveche una solución incluida

Como filosofía personal, siempre trate de evitar que su empresa trabaje con un código y una lógica desconocidos. Si acepta esta filosofía como premisa, trabaja con una solución RFID incluida en un software ERP y usa una interfaz existente que sea de fácil manejo, podrá garantizar el éxito del proyecto. Es posible que la comprensión de esto no sea un axioma universal, al menos para las PYME, pero debe ser la acción a seguir.

Evite a la tecnología de un solo salto

El éxito de Jack Link’s Beef Jerky se debió, en gran medida, a que no se había complicado la vida y no tenía una infraestructura de código de barras. La empresa no tenía que preocuparse por completar el periodo de pago de un sistema de código de barras antes de desplegar la tecnología de RFID. En la mayoría de los casos, una empresa puede quemarse con la tecnología de derivación —ahorros no realizados, necesidad de personal adiciona y mejoras a los niveles de servicio que no se lograron. Sin embargo, debido a que RFID sigue los pasos tecnológicos del código de barras, esta puede ser la excepción a la regla y debe ser digna de investigación.

Resumen

La implementación que realizó Jack Link’s Beef Jerky resulta intrigante debido a su implicación con el proyecto de Wal-Mart, que está recibiendo toda la atención de la prensa.¿Pero Jack Link’s Beef Jerky habría implementado RFID sin la insistencia de Wal-Mart y su preocupación por perder uno de sus clientes más grandes? La respuesta es que el mandado de Wal-Mart hizo que la empresa explorara RFID. Podemos decir que si Wal-Mart no hubiese impulsado RFID, probablemente Jack Link’s Beef Jerky no habría considerado el uso de la tecnología para hacer su cadena de suministro más eficaz. Pero, al proceder con las fases subsiguientes, Jack Link’s Beef Jerky demostró haber adoptado una posición proactiva y agresiva.

La pregunta más molesta es “¿Las PYME pueden justificar RFID?” y la respuesta es un enfático “Sí”. Aunque es posible que las PYME no tengan las mismas economías que tienen las grandes empresas, el caso del negocio puede resultar más positivo, ya que normalmente no deben enfrentar el “dilema del innovador” de una infraestructura establecida de código de barras. El estudio de caso de Jack Link’s Beef Jerky demuestra que muchas PYME no han dado el impulso interno a los códigos de barras, por lo que siguen dependiendo de la introducción manual de datos, provocando datos imprecisos y sin actualizar, además de ineficacias en el proceso.

Existen muchas grandes empresas no ven las ventajas que pueden obtener de RFID mediante una mayor precisión en el inventario, pero parece existir una oportunidad genuina para que las PYME eviten el área de código de barras y justifiquen algunos de los costos de RFID con base en la introducción automatizada, actualizada y precisa de datos, con las ventajas que ello representa.

Acerca del autor

Joseph J. Strub tiene una gran experiencia como director y consultor senior en la planificación y la ejecución de proyectos ERP para sistemas de fabricación y distribución en empresas medianas y grandes que pertenecen a las industrias de ventas al por menor, alimentos y bebidas, químicas y de procesamiento de bienes de consumo. Además, Joe Strub fue consultor y auditor de sistemas de información para PricewaterhouseCoopers y director de soporte y desarrollo de aplicaciones para empresas de Fortune 100.

Se le puede encontrar en JoeStrub@writecompanyplus.com.

 
comments powered by Disqus