La cuadrícula o el cómputo de las utilidades




El cómputo de las utilidades

Las licencias tradicionales para el uso de los productos de software empresarial están siendo reemplazadas con modelos más creativos de “software como servicio” alojado o administrado. El modelo del negocio más reciente para licencias es el cómputo de las utilidades (por demanda) y la asignación de precios relacionada. Conocido a veces como cómputo “de cuadrícula”, este modelo por demanda es una tendencia que ha captado la atención de empresas importantes como IBM, Hewlett Packard (HP), Oracle y Sun Microsystems. El cómputo de las utilidades funciona con conceptos similares a las facturas de agua y energía eléctrica, y permite que los clientes compren la energía de procesamiento y el acceso al software que requieran y que paguen de acuerdo a la cantidad de software que usen y la frecuencia con que lo hagan. Este modelo emergente puede resultar atractivo para las grandes empresas, ya que casi todas las aplicaciones alojadas iniciales han estado dirigidas a las pequeñas y medianas empresas (PYME).

En el pasado, la mayoría de las aplicaciones alojadas de la primera generación no podían ser entregadas por Internet y no eran adecuadas para las PYME, que era su mercado objetivo. A principios del 2000, los proveedores de servicios de aplicaciones (ASP) casi fracasaron como modelo del negocio, después de que los clientes y los observadores del mercado expresaron su preocupación con la disponibilidad, la privacidad, la seguridad, el cumplimiento, el control, la personalización y el costo, provocando muchos desastres reales.

Asimismo, los ASP tuvieron que enfrentar muchos retos. El principal fue encontrar la forma para reducir los costos a largo plazo mientras acumulaban un flujo importante de ingresos. En un principio, las ofertas de los ASP tenían base en el uso de un sistema cliente/servidor proporcionado por un tercero, pero no tenían las economías a escala. Uno de los inhibidores de costos fue la cantidad de ancho de banda dedicado que era necesario mantener para dar soporte a miles de usuarios. Otro reto que los ASP tuvieron que enfrentar fueron los acuerdos de niveles de servicio (SLA) –en caso de que el ASP perdiese la conexión a Internet, los clientes perderían la conexión a sus sistemas de producción externalizados y sufrirían un impacto negativo en sus SLA internos. Para empeorar las cosas, muchas de estas empresas decidieron salir a la bolsa antes de tener ganancias, cuando el mercado y los inversionistas estaban desilusionados con la burbuja punto com.

Los ASP también hicieron demasiadas promesas con respecto a su capacidad para alojar ambientes de aplicaciones empresariales mezcladas y altamente personalizadas, a pesar de que en esa época no era viable tecnológicamente. Con frecuencia trataban de hacer lo imposible alojando aplicaciones que no podían ser alojadas en esa etapa (o en ninguna). Estos fracasos, unidos a la desaparición de muchos ASP fueron la desgracia que vino cuando una gran idea resultó de un modelo del negocio pesado, confiable y orientado al servicio. Para obtener mayor información consulte Hosting Horrors!.

Revisar las propuestas de valor de los ASP

Sin embargo, la difícil economía de nuestros días está haciendo que los clientes –sobre todo los que tienen varias ubicaciones dispersadas en el mundo y muchos socios de outsourcing- prefieran este tipo de modelo de suscripción. Debido a los cortes en los presupuestos, todos quieren evitar hacer un pago global directo, y prefieren estirar las finanzas durante un periodo prolongado. Asimismo, el pensamiento de los usuarios ha cambiado mucho con los años. Ahora, las multinacionales envían cada vez más operaciones, como los impuestos, a que sean procesadas por empresas externas. Las actividades que se consideran mercancía en lugar de competencias principales serían las primeras que serían alojadas o suscritas. Sin embargo, debido a que muchos de los primeros ASP tenían un modelo financiero insostenible y a que en el pasado hubo mucha confusión con respecto al hosting, el paso del software como solución en las instalaciones autónoma o empacada a software como servicio no se hará de la noche a la mañana. No obstante, debido al crecimiento en la demanda, el hosting tendrá otra oportunidad en pocos años, ya que es muy probable que los proveedores gigantes de TI como IBM, EDS, Microsoft, Oracle y Accenture compitan en el mercado de hosting/ASP.

La compra que realizó hace poco IBM de Corio, que también lleva el nombre “por demanda” y que tiene sistemas de entrega de servicios más normalizados, es probablemente el mejor indicador de que se revisó la propuesta de valor de los ASP. En enero, IBM anunció que reforzaría su presencia en el mercado de las PYME, pagando $182 millones de dólares en efectivo –casi dos veces los ingresos anuales de Corio- al pionero de APS. Corio, que se fundó en 1998 y que contaba con el apoyo de la empresa de capital de riesgo Kleiner Perkins Caufield & Byers, ha entregado aplicaciones empresariales por Internet desde que se creó. El día de hoy, este proveedor de hosting de San Carlos, California tiene aplicaciones de vendedores como Ariba, Oracle (incluyendo el antiguo PeopleSoft), SAP y Siebel Systems, muchos de los cuales han sido socios de aplicaciones empresariales de IBM. La compra también da a IBM cinco nuevas instalaciones de centros de datos, incluyendo una en pleno Silicon Valley.

Sin embargo, a pesar de que ha participado desde hace tiempo en el mercado de los ASP, el éxito de Corio y sus 300 empleados ha sido modesto, gracias a cinco años consecutivos de pérdidas. No cabe duda de que IBM no está gastando mucho en el flujo actual de ingresos de Corio, sino en su conocimiento técnico de las aplicaciones alojadas que pueden ser graduadas. El proveedor de ASP ha adoptado capacidades rápidas de uso, una plataforma de administración y uso de las aplicaciones y herramientas de configuración que otros ASP no habían inventado. Esencialmente, IBM está comprando las herramientas y la gente de Corio para complementarlas con la magnitud de IBM Global Services (IGS).

Esta es la segunda parte de la serie Tendencias de las entregas y los modelos de precios para las aplicaciones empresariales.

La clave para el éxito de los ASP

Mientras tanto, los ASP que han tenido éxito ha sido gracias a su enfoque en una o dos áreas principales, como automatización de la fuerza de ventas (SFA), gestión del correo electrónico, tiendas de comercio electrónico y catálogos de productos, software para recursos humanos, nómina o finanzas y ofreciendo su propio software. El software se escribe completamente desde cero para una arquitectura por Internet y funciona en servidores compartidos para minimizar los costos. Resulta notable cómo este tipo de instalación con varios inquilinos, que combina los datos de varias empresas en una aplicación, facilita y acelera las actualizaciones pero también abre la puerta a errores con la seguridad de los datos, la corrupción y el compromiso entre las empresas.

De cualquier forma, la clave para el éxito de los ASP seguirá estando en el mercado objetivo. Los ASP podrán comercializar con éxito con las PYME mientras proporcionen un enfoque específico en la industria y un buen soporte técnico unidos a actualizaciones frecuentes del software y el hardware. Asimismo, estas actualizaciones deberán ser transparentes y no perjudiciales para el usuario. Los clientes deberán tener confianza en que el proveedor está haciendo lo correcto con su arquitectura del producto, su seguridad y su selección de socios. Además de estas preocupaciones, las empresas de posibles usuarios que busquen software como servicio deberán tomar en cuenta la viabilidad a largo plazo del proveedor. Del mismo modo, algunos proveedores de hosting podrán proporcionar servicios tanto de software como de hosting. Sin embargo, la pérdida de un proveedor como estos implicará la pérdida de ambos servicios y representará un riesgo alto para el usuario.

Además, debido a que los clientes normalmente prefieren tener la libertad de cambiar de un despliegue alojado a un despliegue interno, muchos vendedores grandes, como SAP, Oracle/PeopleSoft, Microsoft, Best Software y Siebel Systems, están buscando una estrategia dual que les permita tener sistemas en las instalaciones y alojados. Por ejemplo, Oracle ha sido especialmente agresivo en la promoción de su servicio ASP/hosting, llamado Oracle OnDemand. Por un precio máximo por usuario de $150 dólares mensuales, permite que las empresas pequeñas desplieguen partes o toda la Oracle E-Business Suite, que está alojada en los centros de datos de Oracle. Los clientes todavía tienen que pagar la tarifa por licencia del software de Oracle, pero el servicio de hosting evita que tengan que proporcionar la infraestructura y el personal de TI para dar soporte al sistema.

Además de la flexibilidad de despliegue, que permite que los usuarios seleccionen las aplicaciones que operarán en las instalaciones o las que serán alojadas, también representa una ventaja cuando el vendedor es el mismo ASP. Aunque muchos vendedores de segundo nivel proporcionan una alternativa de hosting, normalmente ofrecen el servicio mediante ASP externos. Con frecuencia, esto implica licencias adicionales y complicaciones de implementación, servicio o soporte para el usuario, y puede ser la diferencia para los clientes que prefieren tratar únicamente con un vendedor.

Asimismo, los modelos de hosting/software como servicio siguen evolucionando, y han logrado resolver (o están resolviendo) muchos problemas que afectaron la primera ola de ASP. Por ejemplo, las instancias únicas de software en el modelo de software como servicio normalmente dificultan la integración de las aplicaciones dispares. Por el contrario, con los modelos del negocio tradicionales de licencias en las instalaciones, los clientes pueden modificar la instancia local de la aplicación de software para establecer una interfaz con otras aplicaciones legadas. Esto no ha sido posible con los servicios alojados de una sola instancia.

Los servicios web en el futuro

Para poder resolver el problema de la personalización y la integración con las aplicaciones legadas existentes, los vendedores y los ASP también han estado considerando los servicios web. Sin embargo, pasará algún tiempo antes de que la tecnología alcance la madurez suficiente para reemplazar los corredores de mensajes tradicionales y los hubs de integración de que dependen las principales empresas. Por el momento, siguen siendo una mejor opción que los servicios web para el procesamiento de alto volumen.

El desarrollo de tecnologías como los servicios web y las normas para transacciones con lenguaje extensible de marcas (XML) está facilitando las interfaces entre las aplicaciones de varios vendedores, ya que se supone que las empresas de hosting podrán desarrollar interfaces estándar para la integración de las aplicaciones. Sin embargo, en esta etapa, los servicios web sólo gozan de una pequeña parte de toda la integración. Los vendedores y los ASP exitosos deberán ser capaces de seguir proporcionando una gama completa que soporte los protocolos de mensajería legados y los servicios web.

Los vendedores deben optar por proporcionar la personalización y la integración de varios servicios alojados antes de involucrarse con la empresa de un cliente. Para mayor información consulte Understanding SOA, Web Services, BPM, BPEL, and More. Por ahora, el modelo del negocio del servicio de software alojado funciona mejor para las aplicaciones que pueden funcionar de forma aislada o con interfaces limitadas a las aplicaciones de terceros.

Además de las mejoras en la seguridad y la reducción de los precios del ancho de banda, el software alojado finalmente se parece más a las aplicaciones tradicionales cliente/servidor que tienen UI ricas. Usa herramientas como JavaScript para facilitar la revisión de errores y la validación del lado del cliente y, más importante, el desarrollo de lenguaje dinámico de marcas de hipertexto (DHTML). DHTML es una característica importante porque permite cambiar el contenido web cada vez que se visualiza. Permite que una página web reaccione a la información que introduce el usuario sin mandar solicitudes al servidor web. Esto, en particular, ha producido un grado de interactividad con las aplicaciones basadas en la red que no era posible hace algunos años. En esa época, los usuarios tenían que llenar y enviar formas HTML complicadas, o tenían que hacer funcionar software thin client adicional, como Citrix MetaFrame, en sus escritorios. Ninguno de estos enfoques era satisfactorio y, aunque el software thin client parecía ser una buena solución, tenía varias desventajas.

En primer lugar, el software thin client aumentó los costos porque debía tener una licencia por cada usuario (que supuestamente ya no es el caso), provocando que el costo por licencia de Citrix MetaFrame representara más de la mitad de la tarifa mensual. En segundo lugar, debido a que se “enviaba” la pantalla a kilómetros de distancia de la ubicación del usuario, el enfoque resultaba lento y aumentaba la carga en la red en un momento en que el ancho de banda era caro. Finalmente los usuarios tenían que seguir operando y manteniendo el software thin client patentado en sus escritorios, venciendo el objetivo del software basado en la red y que funciona en un servidor. Al final, los costos no se estaban reduciendo tanto como se había prometido. Actualmente, se ha disminuido la necesidad de tener interacciones complejas del lado del cliente gracias a DHTML, minimizando los viajes entre servidores y las actualizaciones de las páginas. Sin embargo, el reto actual del navegador es la falta de soporte de los gráficos extremadamente avanzados. No obstante, el futuro cercano deberá traer más desarrollos que permitirán tener situaciones de interacción más sofisticadas.

Los nuevos avances en la gestión de las identidades, que proporciona el nombre único de una persona, el dispositivo o la combinación de ambos que reconoce el sistema, están estableciendo un puente entre el aprovisionamiento de los usuarios entre el proveedor de hosting y la empresa de usuarios. Por ejemplo, un esquema de identidad de red federada tiene varios depósitos de identidad en lugar de uno lógico central. Las identidades que se reconocen se pueden habilitar mediante la Internet o la red de área local (LAN) de una empresa. Esto es importante para las empresas que administran el acceso de las personas a ciertos recursos, como las aplicaciones, la información y hasta el equipo. De cualquier forma, la integración adecuada de la identidad y las infraestructuras de seguridad entre los clientes y los servicios alojados sigue siendo un reto, a pesar de que varias tecnologías (algunas desarrolladas por unos pocos sobrevivientes de ASP) siguen haciendo plataformas alojadas del proveedor más confiables, graduables y seguras. El uso del software como servicio da lugar a otras preocupaciones entre los clientes con respecto a la integración y, la principal, la seguridad de los datos. Algunas otras preocupaciones acerca de los servicios de software son la seguridad del sistema, los respaldos y las recuperaciones, así como la recuperación en caso de desastre. Los vendedores están abordando estas preocupaciones de la misma forma que lo han hecho los ASP: con equipo, políticas y procedimientos más robustos.

Las ventajas principales del hosting

A manera de recapitulación, las principales ventajas que puede tener el hosting son:

  • Costos fijos más predecibles para los clientes. Con la organización por demanda, los usuarios sólo pagarán por el software que realmente usen, que cambia con la demanda variable.

  • Tiempos de preparación y configuración más reducidos, y una mayor simplicidad de las operaciones.

  • Todas las actualizaciones aplicadas a los servidores que están basados en el sitio del proveedor/ASP.

  • Fondos limitados requeridos para el arranque inicial.

  • Menos necesidad de soporte de TI interno.

  • Mantenimiento de las aplicaciones empresariales realizado automáticamente por expertos externos.

Además de las preocupaciones y los problemas mencionados, la principal duda es si las ofertas alojadas podrán integrarse adecuadamente con las aplicaciones existentes en las instalaciones. Asimismo, existe un poco de escepticismo con respecto a la utilidad de adaptar las soluciones alojadas/por demanda a las prácticas y los procesos únicos del negocio. Las empresas quieren tener más control sobre sus aplicaciones, ya que deben cambiar las configuraciones constantemente, agregando productos nuevos, desarrollando una integración más estrecha entre sus sistemas e introduciendo los mejores procesos del negocio. Del mismo modo, muchos gerentes regionales de TI no estarán contentos al tener que renunciar a partes de sus reinos de TI para depender de la capacidad de un alojador externo para operar sus centros de datos, aún cuando se trate de un negocio viable. Todo esto, sumado a la falta de conciencia general, puede ser una de las razones por las que, según estudios recientes, más del 60 por ciento de las empresas prefieren actualmente el modelo de las licencias perpetuas en las instalaciones en lugar de las opciones por suscripción. Lo sorprendente es que los resultados del estudio demuestran que el número de empresas que ha externalizado sus operaciones de SFA/CRM, nómina y cumplimiento fiscal es superior al número de empresas que han externalizado sus departamentos de contabilidad. La pregunta es si la información de los clientes tiene más importancia para la empresa que la información de cuentas por pagar y cuentas por cobrar, y si hay que proteger esta última en las instalaciones (que se convertiría en algo discutible en caso de perder todos los clientes).

Con esto termina la segunda de cuatro partes que conforman esta nota.

La primera parte definió las opciones de precios.

La tercera parte detallará el efecto que tiene la transición en los vendedores.

La cuarta parte cubrirá el modelo del negocio del software como servicio y dará recomendaciones a los usuarios.

 
comments powered by Disqus