La evolución de ERP en nuestra nueva economía global




Durante los últimos cincuenta años, la fabricación ha pasado de empresas que producían y distribuían sus propios productos, a redes globales de proveedores, fabricantes y distribuidores. En la fabricación de cada producto se examinan cuidadosamente la eficacia, el precio y la calidad. Esta red global ha llevado a los fabricantes a competir a nivel mundial, y al hacerlo, han llevado sus actividades de producción a países en los que los costos de mano de obra y capital son bajos, lo que les da las ventajas necesarias para competir.

El día de hoy, el complejo ambiente de fabricación se enfrenta a muchos retos. Un gran número de productos se fabrican en ambientes donde los insumos provienen de diferentes partes del mundo. Los componentes que se usan en la fabricación por cadena de suministro se transportan a través del mundo para llevarlos a las manos de distintos fabricantes, distribuidores y proveedores externos de logística. Los retos para muchos proveedores son ahora cómo dar seguimiento a los costos de la cadena de suministro y cómo tratar con los costos de fabricación de bienes. Sin embargo, para hacer frente a estos retos de fabricación, los proveedores de software están desarrollando aplicaciones nuevas.

El cambio económico

La competencia global ha sido clave para que los países industrializados pasen de ser economías orientadas a la producción a economías basadas en los servicios. Los fabricantes de América del Norte, Europa Occidental y otras naciones industrializadas se han adaptado al cambio rediseñando sus esquemas de fabricación para convertirlos en una industria de distribución y logística, una transición que se ve reflejada en las habilidades de la fuerza laboral. Los países en vías de desarrollo también han cambiado sus ambientes de fabricación para reflejar las demandas actuales; están adaptándose a la producción de bienes en industrias donde los fabricantes han decidido llevar sus operaciones al extranjero –la industria textil es el principal ejemplo de ello.

Un reporte del US Census Bureau titulado Estadísticas para industrias y grupos de industrias: 2005 y otro de Statistics Canada titulado Comercio de mayoreo: Una revisión del año 2006, indican que los mayoristas están cambiando sus modelos de negocios para dejar de ser fabricantes y convertirse en distribuidores. Entre 2002 y 2005, la mano de obra y el capital generales de los sectores de fabricación disminuyeron de manera importante. La información que se tiene sobre la industria de los Estados Unidos (de hace aproximadamente diez años) indica que la industria norteamericana de fabricación estuvo involucrada en un 80 por ciento en procesos de fabricación y sólo en un 20 por ciento en actividades de distribución. Sin embargo, el día de hoy, estos porcentajes han cambiado drásticamente, y la tendencia actual va en dirección opuesta. Los procesos de fabricación representan cerca del 30 por ciento de los procesos de la industria, y las actividades de mayoreo y distribución representan cerca del 70 por ciento.

Por otro lado, un reporte de la National Association of Manufacturers indica que la economía estadounidense importa 1.3 billones de dólares (USD) de bienes fabricados, pero sólo exporta 806 mil millones de dólares (USD) en bienes fabricados en los Estados Unidos. Este balance comercial negativo indica cambios claros en la tendencia económica hacia la fabricación de bienes en naciones donde la mano de obra es barata.

Figura 1: Pruebas del declive de la industria de la fabricación en los países del G7 (de The Changing Nature of Manufacturing and Services: Irish Trends and International Context, Forfa, Julio 2006)

En la figura 1, el eje horizontal representa el tiempo y el eje vertical representa el cambio porcentual en el número de gente que trabaja en cada una de las industrias incluidas.

La razón principal de este cambio en la fabricación es el aumento constante de los costos de operación de la producción en los países industrializados. Estos aumentos han hecho que los fabricantes lleven su producción a países en vías de desarrollo, donde el costo de la mano de obra es más bajo. Algunos de estos países están en Asia (por ejemplo, China e Indonesia) y en Europa del Este (como la República Checa y Eslovaquia).

En la figura 1 aparece el número de trabajadores (expresado en porcentaje) en las industrias específicas de los países del G7, y usa 1980 como el año de base con una tasa de empleo del 100 por ciento en cada industria. Las industrias que tienen índices de empleo relativamente constantes son la industria alimenticia y de bebidas y la tabacalera. Desde 1995, todas las demás industrias han estado reduciendo su número de empleados de fabricación, como indica la gráfica. El cambio en las industrias textiles y de productos de piel, metales y otras industrias de fabricación tiende hacia la producción de bienes en países en vías de desarrollo, donde los salarios son más bajos.

Los resultados de los cambios en la industria de la fabricación

La fabricación es una industria global, y aunque una empresa de este tipo puede tener su base en un país industrializado, la mayoría de sus instalaciones de fabricación pueden encontrarse en un país en vías de desarrollo. Producir bienes en uno de estos países permite que los fabricantes reduzcan sus costos de salarios y capital; sin embargo, pierden algo de control en la producción offshore. Por ejemplo, resulta difícil dar seguimiento a los costos de embarque, distribución y renta, y se puede comprometer el control de la calidad en un ambiente de producción que no es local.

En la industria de la fabricación se aprecian dos resultados principales de este cambio: los fabricantes creen que han renunciado al control de su producción ante las naciones donde la mano de obra es barata, y la gestión de la cadena de suministro (SCM) se ha convertido en la respuesta a la fabricación en los países industrializados.

Los proveedores que ofrecen componentes a los fabricantes suelen tener problemas con la calidad. Debido a que forman parte de una gran red de proveedores, deben tratar de ofrecer sus productos a los precios más bajos cuando están en proceso de licitación con los fabricantes. Puede ser que un proveedor gane la licitación, pero eso no quiere decir que sus productos están conforme a las normas y esto puede dar lugar a bienes defectuosos. Por lo tanto, al usar proveedores offshore, los problemas de calidad, la auditoría de los productos y la auditoría de los proveedores se vuelven extremadamente importantes.

El modelo de fabricación está cambiando, por lo tanto, la fabricación se ha convertido más en un industria por servicios que una industria de fabricación pura. Aunque el proceso físico de la fabricación sigue siendo el mismo, las ubicaciones donde se realiza han cambiado. El hecho es hacer que los países industrializados participen en más actividades de ensamble –un modelo basado en servicios. El proceso de fabricación se ha transformado en obtención de piezas para reensamblarlas y crear un producto final. Entonces este producto final se redistribuye mediante el canal adecuado o el cliente. Ahora los métodos de SCM también están reaccionando a este cambio; están tomando en cuenta las necesidades del ensamble final y están distribuyendo productos específicos a los clientes o los fabricantes.

SCM se está convirtiendo en la norma para los fabricantes del mundo industrializado. El offshoring es ahora una práctica común, y se han definido métodos como SCM para tratar con estas realidades económicas y logísticas.

El cambio económico que se está dando en los países tanto industrializados como en vías de desarrollo es dramático. A medida que aumenta el nivel de conocimientos de gestión, aumenta la posibilidad de obtener mejores métodos en las soluciones de SCM para crear productos offshore. En ambos tipos de economías, los cambios en los ambientes de fabricación y las habilidades de la fuerza de trabajo han llevado al desarrollo de nuevas soluciones de software que permitan manejar este cambio.

ERP para distribución: La respuesta al cambio en la fabricación

En la industria del software hay muchos proveedores de sistemas de SCM y planificación de los recursos empresariales (ERP) que están siguiendo el cambio económico. Están desarrollando una funcionalidad nueva –software de ERP para distribución- para satisfacer las demandas y necesidades que han expresado recientemente las industrias de fabricación y distribución.

Las soluciones de SCM y ERP convergen para tratar estas demandas nuevas de la industria de fabricación. En el mercado del software empresarial, los proveedores de software ERP han llegado a un punto de saturación en el que se están deteniendo sus instalaciones y se están reduciendo sus ventas. Por lo tanto, los proveedores de ERP están desarrollando una funcionalidad nueva que les permita mantener su competitividad ante otros proveedores de ERP, además de buscar otras oportunidades. Los proveedores de ERP están tratando de adaptarse a los cambios en el mercado para aumentar sus ingresos. Están integrando la funcionalidad de SCM en sus productos ERP con el fin de crear un software de ERP para distribución que pueda abarcar todo el proceso de producción en varios continentes (en caso de que sea necesario) y que pueda dar seguimiento a los bienes finales, los componentes y los materiales.

Las soluciones tradicionales de ERP incluían algo de funcionalidad de SCM que era necesaria para distribuir los bienes que producía la empresa. Estos sistemas también permitían importar componentes y piezas para ensamblar los bienes. Sin embargo, la fabricación offshore y la expansión a mercados nuevos han creado la necesidad de aumentar la funcionalidad de SCM en el software ERP. Por ejemplo, SAP adquirió Agile, un proveedor de sistemas de gestión del ciclo de vida de los productos (PLM); Oracle adquirió G-Log, un proveedor de sistemas de gestión de transporte (TMS) y Activant adquirió Intuit Eclipse.

En contraste, los proveedores de software SCM se sienten invadidos por los proveedores de ERP. La situación ha representado una verdadera amenaza para los proveedores de SCM del mercado y los ha obligado a aumentar su funcionalidad ERP para poder competir con los proveedores de ERP y tratar de obtener clientes nuevos en la industria de logística y distribución.

El software de ERP para distribución ha integrado la funcionalidad de SCM a la suya propia para navegar por el complejo ambiente global de la fabricación. El software de SCM relaciona cinco procesos con una solución: planeación, obtención de materiales (sourcing), producción, entrega y devolución de los productos finales que estén defectuosos. Estos procesos ayudan a dar seguimiento a los bienes durante sus ciclos de vida. Asimismo, las soluciones de ERP se usan para manejar todas las operaciones de una organización, no sólo el ciclo de vida de un producto. Con todo esto, los usuarios pueden manejar las operaciones y usar la funcionalidad de SCM para manejar el movimiento de bienes, ya sea que se trate de componentes o de productos terminados.

Gracias a la capacidad para obtener una visibilidad exacta del inventario y una producción de SCM, el software de ERP para distribución puede ver toda la cadena de eventos de fabricación y distribución, desde el proveedor, pasando por el fabricante y hasta llegar al consumidor final. La figura 2 ilustra este proceso.

Figura 2: Fusión del modelo de negocios de distribución y fabricación

La figura 2 muestra tres modelos de negocios. El primero es el modelo de SCM, que incluye el proceso de fabricación. El segundo es el modelo de menudeo, que es la distribución del producto final al cliente, el negocio o el minorista. El tercer modelo es la combinación de los dos primeros, reunidos por la solución de ERP para distribución en un proceso uniforme.

En el proceso de SCM, los bienes se pueden traer (importar) mediante fabricantes extranjeros, o se pueden adquirir de forma local. Entonces los bienes se dan a un distribuidor, un proveedor externo de logística o un mayorista, para que ellos lo hagan llegar al cliente final.

En el modelo de menudeo, los productos se obtienen de un distribuidor, un proveedor externo de logística o un mayorista, y se distribuyen a la persona correcta. Note que hay un "cambio" para el consumidor. Con esto se pretende indicar que con la Internet u otras formas de tecnología, los consumidores pueden ahora comprar directamente de los distribuidores. El poder del consumidor ha cambiado; antes, los fabricantes les proporcionaban los productos a los consumidores, y ahora estos últimos crean una demanda que los fabricantes deben satisfacer.

Las soluciones de SCM (como aparecen en la figura 2) se enfocan en la relación entre el proveedor y el fabricante. Sin embargo, el software de ERP para distribución ha tomado la funcionalidad del software de SCM y la ha combinado con el software para menudeo (como las soluciones para punto de venta y comercio electrónico); ahora es capaz de abarcar toda la cadena de suministro y dar seguimiento a los bienes a lo largo de todo el proceso de fabricación.

La figura 2 es una imagen simplificada de las complejidades de los procesos actuales de fabricación. Debido a estas complejidades, ahora es necesario que los socios comerciales se unan con los fabricantes para ayudarlos a remediar las frustraciones que pueden experimentar en esta red global. De forma particular, los socios comerciales se están uniendo a los fabricantes para reunir sus servicios, sus productos y la experiencia que dan a sus clientes para que los procesos de negocios (como fabricación y distribución) se vuelvan más eficaces y los bienes puedan recorrerlos con un mínimo de problemas.

Oportunidades para obtener ingresos

Se cree que la SCM es la gestión de los "procesos de almacenamiento", en la que los bienes se mueven a través de varios almacenes o instalaciones de fabricación. No es fácil dar seguimiento a los productos y los componentes que viajan a través del laberinto de instalaciones de almacenamiento y fabricación, y muchas empresas pierden dinero en cada uno de los pasos de almacenamiento.

Dentro del flujo de bienes en el sector de fabricación, el almacén es una parte esencial de la cadena de suministro. Tradicionalmente, el almacén ha sido una fuente de frustración porque el fabricante o el proveedor paga por usarlo (ya sea propio o rentado por la empresa). Esto puede dar lugar a dos situaciones: 1) un proveedor externo de logística o una empresa de fabricación debe cubrir los costos del almacén o 2) los costos pasan de un almacén a otro y el almacén original es el que los cobra.

El proceso de un almacén típico consta de los pasos siguientes: recepción, guardado, surtido, kitting, empaque, reempaque, cross-docking y embarque. El software de ERP para distribución es capaz de dar seguimiento a los costos a través de toda la organización y ayudar a las empresas a reducir los costos que eran difíciles de rastrear.

Como aparece en la figura 2, un sistema de ERP para distribución cubre toda la producción del bien final. El sistema de ERP para distribución puede incluir visibilidad del inventario desde el principio hasta el final y dar seguimiento a cada uno de los costos de inventario desde el proveedor hasta el fabricante, hasta el usuario, ya sea que sea un consumidor, un negocio o un minorista.

Palabras finales

El software de ERP para distribución se desarrolló para cubrir las necesidades crecientes de las industrias de fabricación y distribución. Las capacidades que se incorporaron en el software funcionan en organizaciones completas, incluso entre continentes.

Debido al cambio económico que ha sufrido la industria de la fabricación, ha surgido software nuevo que ha sido esencial para que los negocios mantengan su competitividad, satisfagan las demandas de la industria y los cambios que se presentan y mantengan la eficacia de sus procesos de negocios para lograr ganancias más altas.

El software de ERP para distribución puede dar seguimiento a los procesos de fabricación de bienes y distribución de componentes, aún cuando el fabricante tenga instalaciones en América del Norte y el Lejano Oriente. El componente de SCM en el software de ERP facilita la fabricación y el seguimiento de bienes. Ahora los distribuidores y los fabricantes pueden trabajar juntos para satisfacer mejor las necesidades de los clientes.

Si desea obtener más información y empezar su propia comparación de soluciones, visite el Centro de evaluación de ERP para distribución de TEC.

 
comments powered by Disqus