La obtención de datos en tiempo real y por demanda




Los vendedores punto com de BI

Hace ya tiempo que algunos vendedores punto com de business intelligence (BI) ofrecen plataformas de BI, que incluyen conjuntos completos de herramientas para crear, desplegar, soportar y mantener las aplicaciones BI. Estos vendedores pretenden vender dichas plataformas a los fabricantes de equipo original (OEM) y los vendedores independientes de software (ISV), hasta a las empresas de tecnología de la información (TI) y los usuarios finales que tengan conocimientos suficientes de TI para construir sus propias aplicaciones encima de la plataforma. Estas plataformas combinan de forma lógica muchas capacidades de acceso a las bases de datos, como lenguaje estructurado de consulta (SQL), procesamiento analítico en línea (OLAP), manipulación de datos, funciones de creación de modelos (análisis de simulaciones), análisis estadístico y presentaciones gráficas de los resultados para crear aplicaciones llenas de datos. Las aplicaciones tienen interfaces de usuarios (IU) adaptadas y se organizan alrededor de ciertos problemas que atacan los análisis y los modelos del negocio.

Tercera parte de la serie Reporte de estado de business intelligence.

La mayoría de los vendedores de plataformas de BI también ofrecen sus propias aplicaciones de BI para validar la plataforma. Estas series de aplicaciones empresariales de BI descienden de las herramientas básicas de creación de reportes y consultas, que ahora tienden a desplazar o extender. Asimismo, proporcionan soporte para distintos niveles de usuarios mediante varias capacidades de consultas, reportes y OLAP, todas disponibles con una capacitación mínima.

Actualmente, el mercado de BI está saturado por vendedores que tienen series de productos bien articuladas. Algunas de las empresas que pertenecen a este mercado son MicroStrategy, Informatica, Information Builders, Oracle, IBM, SAP, Microsoft, Teradata y Ascential, que se reunió con su padre adoptivo temporal, Informix, cuando Ascential fue adquirido por IBM (consulte IBM Buys What's Left of Informix). Otros vendedores son Applix, arcplan, ProClarity, Siebel Systems, OutlookSoft, CombineNet y SPSS. Obviamente, estos vendedores tienen orígenes distintos. Algunos son vendedores de bases de datos tradicionales y vendedores de aplicaciones empresariales, mientras que otros eran vendedores de series de BI, específicos de ciertos nichos (como generación de reportes empresariales), y otros evolucionaron para cubrir varias bases.

Últimamente, la mayoría de estos vendedores han actualizado sus herramientas de cliente/servidor con IU por Internet. Muchos proveedores de software de BI crean portlets basados en estándares, algunas veces mediante servicios Web, para exponer la funcionalidad y la información de BI cuando se requieren varias visualizaciones, y para mantener la uniformidad con otras adiciones a los portales. Los portlets tienen una ventaja con respecto a los enlaces de hipertexto (que se aprovecharon inicialmente), y es que tienen una experiencia más rica e interactiva y un enfoque a la integración más uniforme. Al mismo tiempo, un portlet es un componente por Internet que procesará las solicitudes y generará un contenido dinámico. Esencialmente, el usuario final ve un portlet como un área de contenido especializado dentro de una página Web, que ocupa una pequeña ventana en el portal. El portlet permite a los usuarios adaptar el contenido, manteniendo la apariencia y la posición de un portlet.

A todo esto, la normalización actual de los portlets puede ser de ayuda para los esfuerzos de habilitación Web e integración del ambiente del portal, ya que la mayoría de los vendedores de BI están desarrollando productos que se apegarán a la norma JSR 168, que habilita la interoperabilidad de los portlets. Un portal que cumple con esta norma debe ser compatible con todas las soluciones de portales por Java, así que debe reducir la carga de desarrollo que recae sobre los vendedores de BI. Así pues, los vendedores podrán enfocarse en funcionalidades de BI más avanzadas y no en acercar sus productos a los productos de los portales empresariales que están disponibles de forma comercial. Por lo tanto, la fuerte similitud Web relacionada con las series de aplicaciones de BI hace que algunos vendedores describan sus productos como portales de BI, aún cuando normalmente proporcionan un subconjunto de la funcionalidad cliente/servidor de las contrapartes mediante un navegador Web. Sin embargo, los vendedores no han dejado de aumentar esta funcionalidad para hacerla más similar a la que proporcionan las herramientas des escritorio de cliente tipo Microsoft Windows.

Esta es la primera de siete partes que conforman esta nota.

La primera parte presentó la historia y el estado actual; la segunda exploró las herramientas contemporáneas de BI; la cuarta describirá el panorama del mercado de BI/CPM; la quinta hablará de los vendedores Gea y Point Solutions; la sexta comparará el acceso directo al almacén de datos en el mercado medio y la séptima dará recomendaciones a los usuarios.

Por demanda, en tiempo real, ¿es posible?

Algunas personas siempre quieren más debido a las presiones que magnifican la necesidad de y la inversión en gestión e integración de datos. Mientras la tendencia hacia un crecimiento masivo en el volumen de datos parece no tener fin, las empresas tienen que manejar y compartir grandes cantidades de datos entre las distintas regiones y líneas del negocio. Más aún, la introducción de nuevas tecnologías de generación de datos, como identificación por radio frecuencia (RFID), acelerarán más este crecimiento y la necesidad subsiguiente de BI en tiempo real. Si bien los sistemas BI tradicionales utilizan una enorme cantidad de datos estáticos que se extraen, limpian y cargan en un almacén de datos para generar reportes y análisis, la necesidad no se enfoca únicamente en la creación de reportes, ya que los usuarios requieren supervisión del negocio, análisis y una comprensión de por qué suceden las cosas.

La demanda de acceso directo e instantáneo por demanda a la información dispersa ha crecido a medida que ha aumentado la presión por eliminar las diferencias entre los datos operativos y los objetivos estratégicos. Por esta razón, se han creado las categorías de productos llamados aplicaciones de BI en tiempo real. Estas pueden dar a los usuarios -que deben estar al tanto (prácticamente en tiempo real) de los cambios que se hacen a los datos o la disponibilidad de los reportes relevantes- alertas y notificaciones con respecto a las tendencias emergentes en las aplicaciones Web, de correo electrónico o de mensajería instantánea. Asimismo, las aplicaciones del negocio pueden programarse para que actúen de acuerdo a lo que descubran estos sistemas BI en tiempo real. Por ejemplo, una aplicación de gestión de la cadena de suministro (SCM) o planificación de los recursos de la empresa (ERP) puede colocar automáticamente una orden por una cantidad mayor de artilugios cuando el inventario no alcanza cierto límite inferior, o cuando una aplicación de gestión de las relaciones con los clientes (CRM) automáticamente hace que un representante de atención a clientes y un encargado de control de crédito investiguen a un cliente que colocó una orden superior a $10,000.

El primer enfoque a BI en tiempo real usa el modelo de almacén de datos de los sistemas BI tradicionales. En este caso, los productos que ofrecen los proveedores de plataformas BI innovadoras, como Ascential o Informatica, proporcionan una solución en tiempo casi real y orientada al servicio que puebla el almacén de datos con mayor rapidez que la actualización en lotes de los sistemas de extracción, transferencia y carga (ETL). El segundo enfoque, llamado supervisión de las actividades del negocio (BAM), es utilizado por proveedores punto com de BAM o de middleware para BAM híbrido, como Savvion, Iteration Software, Vitria, webMethods, Quantive, Tibco (especialmente después de las adquisiciones de Staffware y Praja) o Vineyard Software. Evita por completo el almacén de datos y utiliza servicios Web u otro medio de supervisión para descubrir los eventos clave del negocio. Estos supervisores o agentes del software pueden colocarse en un servidor distinto en la red o en las mismas bases de datos de aplicaciones de las transacciones, y pueden utilizar enfoques por evento o proceso para medir y supervisar de forma proactiva e inteligente los procesos operativos.

Para obtener mayor información sobre estas herramientas BI de diagnóstico, consulte Business Activity Monitoring—Watching the Store for You. Las aplicaciones de este tipo más avanzadas no sólo optimizan el tiempo de los usuarios y la información que reciben, sino que proporcionan un contexto en el cual pueden tomar las medidas adecuadas.

¿EII complementa el almacén de datos o lo vuelve obsoleto?

La integración de la información de la empresa (EII) es una categoría de software que hace frente al antiguo reto de la integración de los datos de la empresa a lo largo de varias fuentes de datos que se encuentran en sistemas empresariales dispersos. Las empresas que han podido superar el problema de la graduación y la gestión de los datos están evaluando ahora la forma para reunir sus fuentes de datos y aprovecharlas para resolver los problemas del negocio en tiempo casi real. De ahí que EII pretenda proporcionar visualizaciones unificadas de diversos datos heterogéneos mediante una consulta distribuida (federada). EII se puede considerar como una capa virtual de bases de datos que permite que las aplicaciones de los usuarios accedan a y consulten los datos como si estos residieran en una sola base de datos. Es decir, el concepto ha tomado una capacidad existente de las bases de datos para fusionar una consulta a lo largo de varias tablas, pero lo hace de forma virtual, evitando que los usuarios se enfrenten a las complejidades que implica localizar, consultar y reunir los datos de diversos sistemas de fuentes de datos.

EII representa un enfoque fundamentalmente distinto a otras tecnologías de integración de datos, como integración de las aplicaciones de la empresa (EAI), que proporciona datos o una integración en el nivel de los procesos, y los portales empresariales, que simplemente integran los datos en el nivel de la presentación. Recordemos que EAI permite compartir datos y procesos del negocio sin restricciones en toda la red de aplicaciones o las fuentes de datos de una empresa.

Las primeras aplicaciones empresariales enfocadas en áreas como control de inventarios, gestión de recursos humanos y nómina, automatización de la fuerza de ventas (SFA) y sistemas de gestión de bases de datos (DBMS), estaban diseñadas para funcionar de forma independiente, sin interacción alguna entre los sistemas. Se construían, utilizando la tecnología actual en ese momento, a la medida de una necesidad específica, y con frecuencia se trataba de sistemas patentados. A medida que las empresas crecieron, reconocieron la necesidad de transferir y compartir la información y las aplicaciones entre los sistemas. Por lo tanto, las empresas invirtieron en EAI con el fin de simplificar los procesos y mantener una correlación entre los elementos de la empresa.

Existen cuatro categorías principales de EAI:

  1. Enlace de las bases de datos, que permite que estas compartan y dupliquen la información de acuerdo a las necesidades.

  2. Enlace de las aplicaciones, que permite que la empresa comparta los procesos y los datos del negocio entre dos o más aplicaciones.

  3. Almacenamiento de datos, que permite extraer los datos de varias fuentes de datos para canalizarlos hacia la base de datos o el almacén de datos específico para ser analizados.

  4. Sistema virtual común, que sería la cumbre de EAI y que permite relacionar todos los aspectos del cómputo empresarial para que aparezcan como una sola aplicación.

EII también se diferencia de las herramientas ETL convencionales para almacenamiento de datos en que estos no se mueven ni se crean almacenes nuevos de datos integrados. Por el contrario, deja los datos donde están, aprovecha los depósitos de meta datos que se encuentran en varios sistemas empresariales de base y jala la información de forma visible hacia las aplicaciones nuevas. Por consiguiente, los clientes pueden conformarse con intercambiar los almacenes de datos caros y problemáticos por una capa de extracción y presentación de datos que descanse encima de los sistemas actuales de transacciones, con la condición de que reciban un desempeño sin problemas. De esta forma, se evitará o se hará virtual el paso intermedio que exige alinear varias fuentes de datos y llegar a un acuerdo sobre sus condiciones de uso.

Otra forma de ver el enfoque EII tiene que ver con la gestión de materiales. EAI y ETL pueden percibirse como tecnologías “que empujan” (push), mientras que EII puede ser un mecanismo “que jala” (pull), que busca y encuentra los datos como sea necesario y en tiempo casi real, mediante la creación de una capa semántica de abstracción en toda la empresa que permita tener un acceso normalizado a cualquier fuente de datos de la empresa. Algunos vendedores se refieren a la capacidad para proporcionar BI adecuado sin tener que adaptar un almacén de datos a ciertas tareas de soporte a la toma de decisiones, como BI por demanda.

Es cierto que las empresas pueden aprovechar la aceleración del análisis y la generación de reportes de BI para agilizar los reportes de cierre de trimestre e incorporar los esfuerzos de cumplimiento con los reglamentos. EII puede ser una fuente de oportunidades para aumentar la eficiencia de la gestión de los datos, el aprovisionamiento y la auditoría siempre con “una sola verdad”. Asimismo, la información que se obtiene en tiempo casi real puede ser de gran utilidad para las industrias que se caracterizan por la diversidad de sus datos. Por ejemplo, en una línea aérea será necesario conocer la información específica de los pasajeros en cuanto el avión deje la sala, o un vendedor al por menor necesitará tener información en tiempo real para planear la distribución del inventario, permitiendo que las métricas que se obtienen cada hora controlen las estrategias de ventas y suministro. El análisis y la generación de reportes de BI pueden combinar los datos demográficos y las historias de compras por resumen y por partida que provienen de los almacenes de datos y los sistemas de punto de ventas, para ayudar a que las aplicaciones de atención a clientes que se diseñen, proporcionen una vista completa de los clientes. Existen otras industrias que pueden aprovechar las ventajas, como la de seguros y la farmacéutica. Por ejemplo, un ajustador puede referirse a los formularios de reclamación del cliente o a otro tipo de información que se encuentre en bases de datos dispares. De la misma forma, las empresas farmacéuticas y de ciencias biológicas pueden reunir los datos de los pacientes, la información científica, la información clínica de prueba y los datos que proporcionen las distintas fuentes propietarias. Asimismo, en algunos ambientes, tendría sentido dejar los datos donde se encuentran, jalándolos para crear una visualización consolidada cuando sea necesario en lugar de reunirlos en una base de datos masiva.

Existen otras formas útiles en que se pueden realizar los despliegues (BI por demanda, en tiempo real), como los tableros operativos que permiten dar seguimiento a distintas métricas del desempeño, o el análisis de riesgo financiero, en el que cada transacción puede dar lugar a un cambio importante. La aparcición de los servicios Web y las normas de Internet, como el lenguaje extensible de marcas (XML) y el protocolo de acceso a los objetos simples (SOAP), será de gran ayuda a la próxima integración de los datos y a BI en tiempo real. Las empresas que estén considerando una arquitectura orientada al servicio (SOA) podrían incluir un servidor EII que publicaría la integración de los datos como servicio Web (para obtener mayor información, consulte Understanding SOA, Web Services, BPM, BPEL, and More).

La soluciones de gestión del desempeño

El último paso en la evolución de BI presenta el concepto de gestión del desempeño de la empresa (CPM), también conocido como EPM o gestión del desempeño del negocio (BPM). CPM es una cartera emergente de aplicaciones y metodología cuyo núcleo está formado por herramientas y arquitecturas de BI. Históricamente, varias aplicaciones de BI se han enfocado en medir las ventas, las ganancias, la calidad, los costos y muchos otros indicadores de una empresa, pero CPM va más allá y presenta el concepto de “gestión y retroalimentación”. Acepta procesos como planificación y pronósticos como parte esencial de una estrategia del negocio. En otras palabras, si bien el proceso del almacén de datos soporta la extracción de información de los datos desde la parte inferior, no proporciona un cumplimiento desde la parte superior de una estrategia para toda la empresa.

CPM agrega un componente reactivo que es capaz de supervisar los procesos operativos que son críticos para el tiempo, para permitir que los encargados de la toma de decisiones tácticas y operativas estén de acuerdo con la estrategia corporativa. También cruza las fronteras tradicionales entre los departamentos para administrar todo el ciclo de vida de la toma de decisiones del negocio, combinando la alineación de la estrategia del negocio con las capacidades de planificación, pronóstico y creación de modelos del mismo. Es un término general que describe las metodologías, las métricas, los procesos y los sistemas que se usan para supervisar y administrar el desempeño de una empresa y, por medio del cual, las aplicaciones que habilitan CPM transforman la información enfocada de forma estratégica en planes operativos y envían los resultados acumulados.

Más aún, estas aplicaciones están integradas en muchos elementos del ciclo de planificación y control o abordan las necesidades de BAM o CRM. Es decir, CPM establece la relación entre un conjunto estructurado de datos y reportes, alertas, tableros, herramientas de análisis, indicadores clave del desempeño (KPI), etc. predefinidos, con el fin de supervisar y mejorar los procesos del negocio de acuerdo a objetivos estratégicos de la empresa directos y bien definidos. Igualmente, CPM crea un proceso circular que inicia con el desarrollo de metas corporativas de alto nivel y KPI predefinidos. Entonces mide los resultados reales contra los KPI, representando esta comparación en un cuadro de mando integral. Se reportan los resultados a la gerencia mediante herramientas intuitivas de generación de reportes y, finalmente, se vuelven a introducir en el proceso de modelos del negocio para las correcciones que se harán en el ciclo de planificación siguiente.

Las aplicaciones CPM permiten compartir información a lo largo y a través de las fronteras de la empresa, los socios comerciales, los accionistas y los clientes. Aunque las herramientas en tiempo real pueden abrir BI a las decisiones tácticas y operativas, también amplifican la necesidad de contar con un canal de entrega de información eficiente. La opción podría ser un portal empresarial, debido a su gran visibilidad y a que da a las empresas la oportunidad para proporcionar contexto, servicios y contenido relacionados con la información de BI que se publica.

Existen dos tipos de información de BI que podrían incluirse en un portal: 1) datos en tiempo casi real, con el contenido relacionado que proporcione imágenes puntuales de una unidad o un proceso del negocio y 2) análisis y resúmenes, debido a que esta información de alto nivel de BI se adapta perfectamente a los tableros ejecutivos, mientras que los cuadros de mando integrales pueden transmitir las métricas de desempeño de la empresa a un conjunto más amplio de empleados, relacionándola con los sistemas de presupuestos y planificación, las capacidades analíticas y los tableros corporativos. Los tableros son una presentación frontal que descansa en los sistemas CPM y que muestra las métricas clave y los KPI en que la empresa quiere que los empleados se concentren. Con frecuencia representan la ventana hacia un sistema CPM general, ya que mejoran la visibilidad que tienen los usuarios de la empresa de los resultados de la planificación, la creación de presupuestos y el análisis de BI.

Por ello, CPM aprovecha las metodologías de desempeño, como los tableros, los cuadros de mando integrales o la asignación de costos por actividad (ABC), un sistema de contabilidad de costos que utiliza controladores para asignar costos a los productos u otras bases del negocio para asignar gastos generales de forma realista. Aunque estos enfoques ayudan a definir qué debe medirse y cómo, no cuentan con un mecanismo para cambiar los valores de forma dinámica y mantenerle el paso a la realidad del negocio. Por lo tanto, CPM mejora el BI tradicional gracias a que asegura una gestión circular. Tradicionalmente, las aplicaciones de BI se enfocan en la medición, que básicamente carece de valor si no tiene la capacidad para tomar medidas de acuerdo a los resultados. Por consiguiente, existe una enorme cantidad de herramientas y técnicas que pueden afirmarse como parte de la tendencia de CPM y que van desde herramientas y analíticos de BI hasta aplicaciones de gestión de los procesos del negocio (relacionadas con BPM pero distintas a ella) y productos de cuadros de mando.

Así, CPM es la combinación evolutiva de la tecnología y la filosofía, que representa la base para la tecnología y las aplicaciones con que muchas empresas cuentan. La demanda de estas aplicaciones reside en que cada vez agregan más valor a las aplicaciones del negocio que se instalaron previamente, aún las legadas. Gracias a CPM, muchas empresas podrán aprovechar las lejanas ventajas y sentirse mejor con respecto a la implementación de ERP complicado y otros sistemas empresariales. De hecho, muchas empresas ya han desplegado algunos productos de BI, como herramientas de consulta y generación de reportes, aplicaciones analíticas, sistemas incentivos de gestión, portales, tableros y cuadros de mando, así como tecnología de almacenamiento de datos, modelos de datos y software de integración, entre otros. Cualquiera que esté haciendo el conteo del inventario tecnológico se dará cuenta de que ya está usando algunos componentes de CPM.

Con esto concluye la tercera de siete partes que conforman esta nota.

La primera parte presentó la historia y el estado actual; la segunda exploró las herramientas contemporáneas de BI; la cuarta describirá el panorama del mercado de BI/CPM; la quinta hablará de los vendedores Gea y Point Solutions; la sexta comparará el acceso directo al almacén de datos en el mercado medio y la séptima dará recomendaciones a los usuarios.

Acerca de los autores

Olin Thompson es director de Process ERP Partners. Cuenta con más de 25 años de experiencia como ejecutivo en la industria de software. Se le conoce como “el padre del ERP de procesos” y escribe y da conferencias sobre temas de obtención de valor a partir de ERP, SCP, e-commerce y el impacto de la tecnología en la industria.

Se le puede encontrar en Olin@ProcessERP.com

Predrag Jakovljevic es director de investigación de TechnologyEvaluation.com (TEC) y se enfoca en el mercado de aplicaciones empresariales. Cuenta con cerca de 20 años de experiencia en la industria de la fabricación, incluyendo varios años como usuario privilegiado de TI/ERP. También ha trabajado como consultor/implementador y analista del mercado. Tiene un título en ingeniería mecánica de la Universidad de Belgrado, en Yugoslavia y la certificación en gestión de la producción y el inventario (CIRM) de APICS.

 
comments powered by Disqus