Inicio
 > Informes e investigaciones > Blog de TEC > Los primeros pasos de la implementación de un si...

Los primeros pasos de la implementación de un sistema de identificación por radio frecuencia

Escrito por: Dylan Persaud
Publicado: septiembre 14 2007

En esta tercera parte de la serie sobre implementación de un sistema de identificación por radio frecuencia (RFID) (consulte ¿Conoce la identificación por radio frecuencia? y Cómo inspeccionar el lugar donde se hará una instalación de RFID), explicaremos la primera etapa de este proceso, así como la selección de los asociados comerciales de RFID adecuados, la forma para establecer el ambiente de desarrollo y el proceso de colocación de las etiquetas.

Primera etapa: Inicio

Según el enfoque que utiliza las mejores prácticas, un proyecto de RFID eficaz debe estar formado por cuatro etapas, desde su diseño hasta su implementación. La lista que incluimos en este artículo, combinada con esta primera de cuatro etapas, debe servir para que los usuarios seleccionen el asociado comercial correcto y se aseguren de que inician su implementación de RFID con el pie derecho.

La importancia de los asociados comerciales

Los asociados comerciales representan una parte compleja de una implementación de RFID. Pueden ser quienes les den a los usuarios la dirección y la experiencia que le hace falta a la organización. En la industria de la RFID hay una nueva tendencia: varias empresas se están asociando para ofrecer una solución completa. Así, una empresa proporciona el software, otra el hardware y la tercera maneja la integración. Este tipo de colaboración puede ser una opción para una empresa que por sí sola no puede satisfacer todos estos requisitos. Existen varios ejemplos de este tipo de asociaciones, como la relación entre Hewlett-Packard (HP) y OATSystems, donde HP se encarga de la integración y la recomendación de hardware y OATSystems proporciona el software. La sociedad entre IBM y ODIN Technologies sigue el mismo modelo.

Cuando surgió RFID, hubo muchos proveedores que se apresuraron por penetrar en el mercado, y en su esfuerzo por obtener una mayor participación, prometieron experiencia en la implementación de sistemas de RFID. Con la llegada de muchas empresas punto como pudimos apreciar un fenómeno similar. Las empresas que penetraron en el mercado en el principio, trataron de aprovechar los cambios tecnológicos, pero no contaban con proyectos empresariales, conocimiento comercial o planes específicos para un mercado, y no fueron capaces de asegurar el capital necesario para continuar con sus operaciones diarias.

Por todo esto, las organizaciones deben desconfiar de los asociados que afirman tener clientes que son adoptadores tempranos de esta tecnología, ya que muchos de estos proveedores en realidad no han diseñado una solución, ni han hecho las pruebas necesarias, ni han implementado la solución. Las organizaciones deben tratar de verificar todo aquello que dicen los proveedores. Una forma de hacerlo es revisar las referencias de usuarios que ya hayan instalado los sistemas, verificar que los proveedores hayan cumplido con los entregables de los proyectos y confirmar con los antiguos clientes que los proveedores hayan demostrado su profesionalismo y hayan llegado a un acuerdo con los usuarios sobre el éxito de la implementación.

La selección de un asociado comercial

Los asociados comerciales son una buena opción para reducir las distancias que existen en los negocios y la tecnología y que pueden surgir en una organización. Ellos pueden aportar más experiencia para trazar los procesos empresariales, dar una propuesta de valor a la organización y ayudar durante el proceso de implementación.

La lista que se encuentra en la tabla 1 describe las funciones que debe tener un asociado comercial y da consejos para su selección. Según el enfoque que utiliza las mejores prácticas, los criterios de la tabla representan los componentes más importantes que hacen que un asociado comercial sea adecuado. Estos requisitos en realidad son entregables que la organización debe validar al seleccionar un asociado comercial. Si un posible asociado no puede demostrar que cumple con los criterios de la lista, entonces la organización debe tener mucho cuidado con su experiencia y la calidad del servicio que ofrece.

Según los criterios siguientes, una organización puede evaluar un proveedor tomando como referencia las pruebas de que ha participado en otros proyectos exitosos. Si al final, un proveedor registra más respuestas afirmativas que negativas, entonces podemos decir que es seguro continuar con él.

Requisitos para la selección de un proveedor No
1. El proveedor tiene una base tecnológica y de soluciones, de manera que puede ayudar a que una organización efectúe su migración y su actualización a tiempo en cada nivel del proceso de implementación.    
2. El proveedor es líder en el mercado y miembro de EPCglobal. EPCglobal trabaja muy de cerca con los principales minoristas y proveedores, así como el Departamento de la Defensa de los Estados Unidos. Como miembro de EPCglobal, el proveedor puede comprender mejor el negocio de la organización, y esto ayuda a la implementación y a mantener el plan de la organización al día.    
3. Si el proveedor es miembro de EPCglobal, puede ejercer una influencia en el desarrollo técnico, ya que puede integrar el costo, el desempeño y las necesidades en las normas.    
4. El proveedor puede proporcionar un ambiente de desarrollo completamente integrado y rentable.    
5. El proveedor, ya sea de hardware o software, se orienta a la tecnología y el mercado, no a los productos.    
6. El proveedor ha demostrado que ha llevado a cabo varias implementaciones de auto-ID con éxito.    
7. Si el proveedor es un adoptador temprano de la tecnología de RFID, cuenta con experiencia relacionada específicamente a los mandatos de Wal-Mart y el Departamento de la Defensa de los Estados Unidos.    
8. El proveedor ha estado directamente involucrado en más de un programa piloto y ha terminado varios satisfactoriamente.    
9. El proveedor da la máxima importancia a la investigación de RFID y su compromiso con la entrega, y la dirección soporta estas prioridades y proporciona los fondos para su desarrollo.    
10. El proveedor ofrece una solución de extremo a extremo que incluye el hardware, el software y el middleware.    
11. El proveedor cuenta con un grupo de servicios profesionales que ayuda a lograr una integración sin problemas que no interrumpa los procesos empresariales actuales. La experiencia colectiva de sus equipos cubre hardware, software y middleware, y puede manejar todos los empleados de la organización, dependiendo de las operaciones del proveedor.    
12. En cuanto al soporte posventa que ofrece el proveedor, sus ingenieros de aplicaciones constantemente pueden responder a preguntas y siempre están disponibles.    
13. El proveedor puede proporcionar soporte técnico durante todo el programa –desde la integración, hasta las piezas de recambio, hasta la resolución de problemas de todo el sistema- y puede resolver las cuestiones críticas conforme se vayan presentando.    
14. El proveedor tiene una cantidad ilimitada de etiquetas inteligentes certificadas.    
15. En cuanto a su capacidad para desarrollar rápidamente formatos personalizados para las etiquetas, y con base en las herramientas que usa, el proveedor ofrece una parte del software que quiere comprar.    
16. El proveedor está asociado con otras empresas de RFID que pueden aprovechar su experiencia y sus soluciones de software. La mayoría de los proveedores de RFID se están reuniendo para ofrecer una instalación de RFID completa –por lo general, un software, un hardware y servicios que se integran como una sola solución de tres proveedores distintos. De ser así, defina siempre un punto de contacto único para el problema inicial, que podrá ser tratado por el proveedor correspondiente que haya proporcionado esa parte de la solución. Esto es de vital importancia cuando hay más de un proveedor para la solución.    

Tabla 1. Lista de requisitos para los proveedores.

Establecer un ambiente de desarrollo

Al crear un laboratorio de pruebas, la organización debe evaluar los requisitos futuros para poder crear un ambiente graduable –que se pueda adaptar a los cambios rápidamente. Piense que el proveedor de RFID es su asociado. El equipo de RFID a largo plazo (el proveedor y el equipo interno) podrá guiar a la organización a través de la implementación y podrán adaptarse a las necesidades que aumentan y cambian constantemente.

De acuerdo a las mejores prácticas, el ambiente de desarrollo debe ser una versión más pequeña de lo que se practica actualmente. Sin embargo, reconstruir un modelo de producción más pequeño puede ser difícil, hasta imposible. Para hacerlo es necesario un costo adicional por el equipo, que puede salirse de control fácilmente al tener que duplicar el esfuerzo. El costo del hardware, el software y el middleware también puede ser prohibitivo; la organización física necesaria para establecer un portal en el acceso portuario o en la conexión de una banda transportadora, puede ser un problema si estos no están disponibles para las zonas de interrogación del sistema de RFID. El equipo, los portales, las antenas, los lectores y el host son los componentes mínimos que deben utilizarse. Un ambiente de preparación permitirá resolver los problemas que puedan presentarse en el ambiente de producción antes de la implementación.

Un laboratorio de pruebas es de gran valor no sólo para llevar a cabo pruebas, sino para desarrollar más RFID, ya que tiene varios objetivos. Con un laboratorio de pruebas, la organización puede y debe validar los procesos empresariales, los datos y los problemas de interfaces con el sistema de planificación de los recursos empresariales (ERP). También debe poder comprender las condiciones físicas y las limitaciones de la tecnología e identificar los problemas de colocación de los lectores, la ubicación de espacio físico en el producto, la colocación de etiquetas y los posibles procedimientos de corrección en caso de que no se registre la lectura de las etiquetas. Pero lo más importante es que la organización debe poder aprenderse estas lecciones antes de iniciar el funcionamiento en vivo del sistema. Las organizaciones deben estar conscientes (y deben tratar de evitar) las desventajas siguientes: problemas ocasionados durante las pruebas y con la fuerza de la señal y la colocación de los lectores, cuestiones de ruido, dificultades con la colocación de las etiquetas e incompatibilidad de la etiqueta con el paquete.

Colocación y pruebas de las etiquetas

Para completar la instalación de RFID, es necesario colocar las etiquetas y comprender el material, los sustratos y los factores de interferencia. El proceso de fijar una etiqueta al paquete es un ejercicio de prueba y error. Las mejores prácticas sugieren que las organizaciones creen una configuración detallada que les permita encontrar el punto de mayor interacción entre las etiquetas y los lectores. Para poder registrar cuál será el lugar óptimo, empiece en la parte superior izquierda del paquete y avance metódicamente hacia abajo en segmentos iguales. Registre si la velocidad de lectura es satisfactoria o no con esa configuración.

Procedimiento de colocación de las etiquetas

  • Empiece recorriendo la cara del paquete. Este método debe ayudarle a identificar las zonas en el artículo donde no hay lectura o hay lectura limitada.

  • Mantenga el lector en una ubicación fija mientras toma cada medida. Así se asegurará de que la señal es precisa y notará si falla la velocidad de lectura.

  • Rastree todos los cambios en los ángulos en los que puede colocarse el producto entre los campos de interrogación.

  • Coloque el lector en otra posición y supervise la velocidad de respuesta

  • Haga un diagrama de la ubicación del lector con respecto al artículo y su distancia del escáner, así como de los posibles problemas de velocidad que puedan presentarse si el lector está en una banda transportadora o un producto que está en movimiento. Debe crearse un registro de documentación durante las pruebas, ya que será de gran utilidad durante la implementación. No hay una fórmula establecida para colocar las etiquetas en los contenedores; es una tarea que requiere mucha atención a los detalles de la colocación de las etiquetas, el diseño del paquete, los rangos de lectura y los materiales a los que hay que aplicar las etiquetas.

Como parte de la selección de un proveedor, verifique que éste puede darle un lote de números de código electrónico de productos (EPC). Las mejores prácticas indican que si se quieren evitar los retrasos en la implementación y disminuir el tiempo de pruebas, hay que tener los números EPC disponibles; esto ayudará a reducir el tiempo necesario para adquirir los números. Entonces la organización contará con los medios para evaluar los rangos de lectura, las velocidades de captura de datos y las velocidades de lectura. A partir de ahí, pueden haber varias oportunidades de fallos, como las medidas para determinar las distancias de lectura de las etiquetas, los productos que afectan las señales de radio frecuencia (RF), la ubicación de las etiquetas en las cajas y varios ángulos de lectura. Cuando los usuarios empiecen a ver los resultados de las pruebas, podrán familiarizarse más con los datos, los barridos, las velocidades de lectura y otros componentes del sistema RFID. Descubrirán e investigarán sobre la eficacia, las mejoras y la precisión del sistema. Estas pruebas basadas en las mejores prácticas delinean los obstáculos siguientes que pueden surgir con respecto a las propiedades de los artículos y las características de las etiquetas:

  • Colocación de la etiqueta
    La colocación de la etiqueta en el contenedor es crítica, ya que puede ser la diferencia entre una velocidad de lectura del 100 por ciento o del 0 por ciento. Existen otros factores, como el ángulo del escáner, la distancia con respecto al escáner y el material mismo, que pueden dispersar la señal de comunicación y provocar que no haya lectura. Tenga presentes estas condiciones al colocar la etiqueta en el paquete. Trate de investigar si hay productos similares que actualmente usen RFID y úselos como base o como punto de partida para sus pruebas. Si encuentra productos similares de otro fabricante que haya logrado colocar sus etiquetas correctamente, podrá ahorrarse un poco de tiempo –no trate de reinventar la rueda.

  • Diseño de los paquetes
    La colocación de la etiqueta puede convertirse en un ejercicio de resolución de problemas, ya que muchos paquetes están diseñados pensando en la mercadotecnia y los gráficos, y la falta de espacio puede ser un obstáculo para colocar la etiqueta. En esos casos, puede ser difícil agregar una etiqueta inteligente, pero las mejores prácticas sugieren adoptar un enfoque metódico y hacer lo posible por encontrar un espacio para fijar la etiqueta de manera que cubra toda la superficie del paquete durante las pruebas. Cuando los artículos son demasiado pequeños para fijarles la etiqueta, es necesario encontrar formas innovadoras para etiquetarlos.

  • Requisitos para las etiquetas
    MH10, que es un formato para etiquetas de códigos de barras que tiene mucha aceptación, ya viene preparado y listo para usarse (identificado). La adición de una etiqueta inteligente en combinación con la etiqueta del código de barras es un complemento que representa una solución viable. Los requisitos específicos para las etiquetas pueden llevar la identificación del producto hasta el nivel del artículo, y generalmente son el resultado de un mandato de un asociado, como el Departamento de la Defensa de los Estados Unidos, Wal-Mart, Target, Metro, etc. El sitio web de EPCglobal, www.epcglobal.org, publica algunos requisitos que generalmente provienen del organismo que rige o la empresa que controla el cumplimiento.

  • Contenido de los paquetes
    Al hacer las pruebas de los productos, es posible que se descubra que ciertos materiales son lo que impide la lectura. Existen ciertos medios de empaque y ciertos contenidos que hacen que la señal de RF se vuelva difusa, de manera que provocan fallos en las velocidades de lectura. Dichos materiales, como líquidos, tienden a absorber las ondas de radio, mientras que otros, como los metales, tienden a desviarlas y difractarlas. Algunos artículos, como el agua y las sopas, son particularmente problemáticos, ya que hay que hacerles muchas pruebas al líquido y al medio que se usa para empacarlos. Hay que experimentar mucho con los artículos que no presentan mucho espacio para colocar la etiqueta, para encontrar la configuración más adecuada. Es decir, hay productos pequeños que pueden no tener el espacio físico para colocar una etiqueta, de manera que hay que tener métodos innovadores para etiquetarlos.

  • Etiquetas útiles y silenciosas
    Para que una etiqueta de RFID se considere útil, debe tener bien escritos los datos de RFID y la impresión de la imagen correcta, además de que hay que verificar los datos con la fuente. Un codificador (una impresora capaz de imprimir una etiqueta de RFID) imprime la información de la etiqueta en el sustrato y después verifica que la etiqueta sea válida. Cuando no se cumple con uno de estos requisitos, el sistema anula la etiqueta y se imprime una etiqueta nueva para reemplazar la etiqueta defectuosa. Esta precaución ayudará a no consumir números EPC indiscriminadamente.

    Las mejores prácticas indican controlar la creación de números EPC adicionales como una forma más de control de inventario. Una etiqueta silenciosa es una etiqueta que ha sido verificada pero que no se puede leer a una distancia normal. Es posible que haya etiquetas defectuosas en un rollo de etiquetas, es decir, que una etiqueta no se puede leer una vez que se activa. Hay que diseñar un sistema de impresión y codificación (que imprime y codifica la etiqueta física, y que por lo general es una impresora de códigos de barras con un módulo de RFID) para distinguir entre las etiquetas silenciosas y las no silenciosas. Esto eliminará otra posible fuente de errores del sistema.

Los factores anteriores son condiciones que hay que tratar si se quiere obtener velocidades de lectura eficaces. Cualquiera de estos elementos, por sí solo o combinado con otro, afectará la velocidad de lectura. Cuando se han validado las colocaciones de las etiquetas en los paquetes, es necesario hacer más pruebas y validar los sistemas auxiliares. Estos necesitan una compatibilidad de interfaz con el sistema de RFID y un flujo de datos bidireccional.

Conclusión

Una vez que se terminó la inspección del lugar donde se hará la implementación del sistema RFID (que tratamos en las demás partes de esta serie), hay que llevar a cabo los pasos que describimos en esta parte para la primera etapa de un proyecto de RFID. Asimismo, hay que desarrollar un ambiente de pruebas y procedimientos correctivos de la colocación de las etiquetas. La lista de selección de proveedores que incluimos en este artículo es una herramienta útil para que las organizaciones logren una implementación de RFID sin problemas.

No se pierda el artículo siguiente de la serie ¿Conoce la identificación por radio frecuencia?

Si desea obtener más información o iniciar su propia comparación de soluciones de RFID, visite el

Centro de evaluación de sistemas de identificación por radio frecuencia (RFID) de TEC

 

 
comments powered by Disqus