Manejo de la demanda: consideraciones para la industria química




Manejo efectivo de la demanda

Debido a los retos inherentes de la industria química, la mayoría de las compañías químicas todavía no son capaces de responder de forma rentable a la alta demanda variable, o de ejecutar estrategias predecibles del suministro de producto. Por lo tanto, optimizar la red de distribución y racionalizar los inventarios es muy importante para una cadena de suministro eficiente y para operaciones ininterrumpidas. Las compañías químicas también deben resolver los retos puestos por las reglas ambientales y la necesidad de una integración de datos. Para mayor información consulte, ¿Qué sucede con los químicos? y La superación de los retos de la industria química a través de la optimización de la distribución y el inventario.

Tercera parte de la serie ¿Qué sucede con los químicos?

Con una agilidad limitada en la fabricación, las logísticas puede proporcionar más espacio para maniobrar para la industria química. De acuerdo con AMR Research, lo fabricantes de lotes gastan una media del 7 por ciento de ganancias en los costos totales de trasporte, que es casi 5 puntos más de lo que otras industrias pagan en promedio. Mientras que los costos internos con frecuencia son insignificantes debido a la co-locación con los proveedores (que algunas veces requiere nada más que un simple conducto), los costos externos de transporte pueden alcanzar hasta el 5 por ciento de ingresos, comparados con el 0.5 por ciento de otras industrias. Con los números siempre crecientes de los productos y los puntos de entrega, una red eficiente de distribución es vital para controlar los costos de inventario. Las empresas deben ser capaces de optimizar la red de la cadena de suministro al encontrar la forma más económica de suministrar a cada cliente, como al cambiar las locaciones de distribución para soportar un servicio más frecuente; cambiar las formas de transporte; hacer cambios de embalaje o mejorar los pronósticos para reducir los niveles de inventario en general.

Los fabricantes químicos históricamente tienden a vender lo que hacen (lotes o una corriente continua de productos primos, subproductos o coproductos que no se pueden volver a procesar o químicos especiales para un cliente en particular), pero esta estrategia ya no está funcionando (excepto para algunos fabricantes de productos). La complejidad creciente antes mencionada de los negocios (en términos de más competidores, más clientes, más productos, cobertura geográfica más amplia y ocurrencias prohibitivas del “efecto bullwhip”, donde un pequeño cambio en la demanda a nivel del cliente pude llevar a cambios masivos y aumentos de inventario que llegan a los proveedores, a corto plazo ha forzado a los fabricantes a producir sólo lo que pueden vender con certeza, en lugar de adoptar el acercamiento "si hacemos, comprarán". Recientemente, ha creado planes con base en datos históricos para que al ejecutar dichos planes y desarrollar análisis para medir el desarrollo sean capaces de discernir si se está haciendo y vendiendo el producto adecuado.

Al manejar la demanda de forma efectiva (con predicción adecuada y el cumplimiento a tiempo) es fundamental optimizar la cadena de suministro, dado que la demanda es la fuerza que conduce la cadena de suministro química. Pero como se ha mencionado varias veces, la complejidad de la industria química mundial de hoy en día crea dificultades para la gestión efectiva de la demanda, ya que ambos proveedores y sus clientes son sujetos de la incertidumbre del mercado y de la volatilidad de precios. Las crecientes tendencias hacia la adaptación y segmentación significa que los productores tienen una variedad más amplia de productos por fabricar, y elecciones más difíciles de hacer para maximizar su eficiencia de producción y su rentabilidad. Aunque se puede lograr un pronóstico más exacto al mezclar análisis estadísticos, proyecciones de clientes, y el conocimiento de los equipos de servicio y ventas, existe un límite natural para la precisión de la planificación y el pronóstico, ya no es mucho lo que puede ayudar el inventar una correlación mejor de eventos pasados.

Con el acercamiento de respuesta y del nuevo sentido, se puede cerrar el intervalo entre la planificación y la realidad (ejecución) (consulte SCP and SCE Need to Collaborate for Better Fulfillment), ya que al darse cuenta de las señales del mundo real (como las actualizaciones del inventario manejado por el vendedor [VMI], excepciones de cadena de suministro, eventos y no eventos parecidos, y los puntos máximos de la demanda basada en la promoción) y responder a las mismas lo más pronto posible, debería permitirle a una compañía adaptar mejor su cumplimiento y la capacidad de fabricación a demandas en tiempo real. Las características del cumplimiento de órdenes deberían asegurar que los planes de demanda flexibles están disponibles de forma instantánea a través de toda la organización. Los planificadores de distribución pueden entonces enfocar los inventarios para cubrir los niveles de servicio específicos del cliente; los gerentes de logística pueden recibir constantemente planes de reabastecimiento justo a tiempo (JIT) para mantener los niveles adecuados de servicio e inventario; y los programadores de producción pueden ver el estatus de cada orden y el impacto de cada cambio. Más importante aún es que los planificadores pueden ver el impacto financiero de cada decisión, ya sea mayor o menor.

Mejores enlaces negocio-planta

Existen algunas capacidades de industria cruzada que aquí son especialmente pertinentes. La industria química puede ser la que se ha dado cuenta más recientemente de la necesidad de mejores enlaces negocio-planta (B2P) para lograr suministros y entregas de productos más predecibles, procesos de manufactura más ágiles, y una reducción en los costos de fabricación (consulte La importancia de los sistemas a nivel planta). Las inversiones a nivel de planta en las compañías químicas han involucrado por mucho una historia de datos (una base de datos con tiempo basado en series en lugar de datos relacionales); un software de automatización de planta y control de procesos avanzados (APC); una conciliación de datos y contabilidad del rendimiento (para poder crear instantáneos de flujo masivo y de balance de energía de flujos de procesos continuos); y una capa de software de inteligencia de fabricación o planta para que los datos de producción en tiempo real tengan sentido para una toma de decisiones mejorada, informada y en tiempo real (consulte ¿La inteligencia de planta sirve como pegamento para los datos dispersos? ).

El proceso de integración B2P está conducido por la sociedad de instrumentación, sistemas, y automatización (ISA)-95, un estándar internacional para definir la interfase entre los sistemas comerciales y de fabricación. La primera parte de ISA-95 consiste en un diccionario de términos comunes de tecnología de la información (IT) para el personal comercial y de fabricación. La segunda parte añade detalles para ilustrar estos términos, y describe la producción por el personal disponible, los materiales utilizados y producidos, el equipo utilizado y la producción para la programación y la asignación de costos. El tercer aspecto de ISA-95, que todavía se está desarrollando, define los modelos contextuales para las actividades dispares entre los sistemas comerciales y de fabricación.

Recomendaciones para el usuario

Cuando se busca un vendedor se deben tomar en cuenta varias consideraciones.

  • ¿Puede el vendedor proporcionar una lista de referencias relevantes de industrias químicas?
  • ¿El vendedor proporciona los requisitos únicos de la industria química? (Si el modelo no puede definir por completo las realidades de los procesos químicos específicos para el usuario, no puede manejar estas realidades).
  • ¿La solución se construyó específicamente para la industria (bien) química, o utiliza una solución genérica que emplea plantillas (OK, pero no necesariamente excelentes), o simplemente es un producto genérico (mal)?
  • ¿La solución es una aplicación única integrada con un modelo común, o es una colección de módulos que hacen interfase entre sí?
  • ¿La solución es una aplicación completa, o es un lenguaje de modelado que forza a los usuarios a crear su propia solución?
  • ¿Puede el personal existente (como los planificadores o el staff IT) soportar el sistema, o requiere ayuda especializada de un grupo de modelado o de investigación de operaciones?

Los sistemas empresariales han traído varios beneficios a los ambientes químicos, pero para las empresas individuales, obtener estos beneficios requiere seleccionar una solución que pueda lidiar con las necesidades únicas del negocio. Aunque solo un puñado de vendedores afirman que pueden soportar estas necesidades, y que sí existen opciones de primera clase. Sólo al enfocarse en los requisitos que harán o romperán el proyecto, la operación química seleccionará la solución adecuada y obtendrá estos beneficios.

Con esto concluye la serie de tres partes ¿Qué sucede con los químicos?

Acerca de los autores

Predrag Jakovljevic es director de investigación de TechnologyEvaluation.com (TEC) y se enfoca en el mercado de aplicaciones empresariales. Cuenta con cerca de 20 años de experiencia en la industria de la fabricación, incluyendo varios años como usuario privilegiado de TI/ERP. También ha trabajado como consultor/implementador y analista del mercado. Tiene un título en ingeniería mecánica de la Universidad de Belgrado, en Yugoslavia y la certificación en gestión de la producción y el inventario (CIRM) de APICS.

Olin Thompson es director de Process ERP Partners. Tiene más de veinte años de experiencia como ejecutivo en la industria del software y se le conoce como “el padre del ERP de procesos” y escribe y da conferencias sobre temas de obtención de valor a partir de ERP, SCP, e-commerce y el impacto de la tecnología en la industria. Se le puede localizar en el correo electrónico Olin@ProcessERP.com

 
comments powered by Disqus