Inicio
 > Informes e investigaciones > Blog de TEC > Mantenimiento controlado por la confiabilidad: c...

Mantenimiento controlado por la confiabilidad: cerrar el "vacío de valor" Segunda parte: mantenimiento guiado por la confiabilidad

Escrito por: Predrag Jakovljevic
Publicado: enero 18 2005

Un ejemplo de las ventajas del mantenimiento guiado por la confiabilidad

El mantenimiento guiado por la confiabilidad (RDM) se enfoca en la comprensión de la “salud del activo” para definir el trabajo de mantenimiento que debe realizarse y el momento adecuado para actuar. Permite llevar a cabo una intervención de pronóstico antes de que ocurran las fallas, ya que una falla significaría que el equipo no está dando el rendimiento necesario sin importar si está realmente descompuesto. Es decir que es necesario redefinir la falla para que tenga el sentido de un activo incapaz de cumplir con los objetivos del negocio, como funcionar a la velocidad esperada, producir dentro de las normas de calidad esperadas y estar listo cuando sea necesario para la producción. Así, un activo que no cumple con estos objetivos está fallando. La confiabilidad elimina el desperdicio porque las máquinas confiables producen menos desperdicio para dar como resultado un producto que se apega a las especificaciones, eliminando la causa que lleva a la corrección de los defectos. Por lo tanto, el equipo está listo para funcionar en cuanto se presenta la demanda.

El mejor ejemplo de mantenimiento guiado por la confiabilidad sería Dofasco, un fabricante norteamericano de acero que tiene ingresos anuales de $3,000 millones de dólares americanos y un descomunal valor de reemplazo de activos de $5,000 millones de dólares americanos. Dofasco se vio motivado a mejorar sus prácticas de mantenimiento gracias a su rendimiento del negocio, que alcanzó su auge hace unos años mientras el mercado sufría cambios constantes. Dofasco identificó la confiabilidad del equipo como estrategia para lograr un mejor rendimiento del negocio y esto llevó a la empresa a mejorar la calidad de sus productos, aumentar la salida de producción, reducir los costos y aumentar las ganancias de los accionistas.

De acuerdo a los directores de Dofasco, las prácticas de mantenimiento reactivo han disminuido del 70 al 20 por ciento (para dar paso a un mantenimiento proactivo, medido como porcentaje del total de horas de mantenimiento) y la disponibilidad del equipo ha mejorado del 78 al 91 por ciento, mientras que la calidad (es decir, los resultados principales) ha aumentado del 76 al 91 por ciento, todo ello gracias a las mejoras en la confiabilidad del equipo. Estas hazañas se han logrado durante una reducción voluntaria del 50 por ciento en el personal de mantenimiento. Por cierto, muchas industrias que tienen una gran cantidad de activos verán dentro de poco un grupo importante de trabajadores de mantenimiento que serán candidatos al retiro, y ello complicará aún más las poco viables prácticas de mantenimiento de acuerdo al tiempo.

El día de hoy, Dofasco parece ser el productor de acero más rentable de América del Norte, y durante los últimos cinco años ha ocupado el primer lugar en el índice de sostenibilidad Dow Jones. La empresa también es conocida como la referencia norteamericana de prácticas y tecnología de mantenimiento de la más alta calidad. Esto nos lleva a Ivara (http://www.ivara.com), un proveedor privado canadiense de soluciones de confiabilidad de los activos, cuya relación con Dofasco es más que una relación normal entre vendedor y cliente. Concretamente, el gran productor de acero obtuvo participación en Ivara hace algunos años y desde entonces ha estado transfiriendo su tecnología, sus procesos y sus prácticas para las estrategias de RDM, incluyendo un sistema desarrollado internamente (reescrito desde entonces) que acelera y simplifica el mantenimiento centrado en la confiabilidad (RCM) y la supervisión de las condiciones (con más de 200 años hombre de desarrollo de mantenimiento proactivo). Dofasco también transfirió cinco profesionales de mantenimiento a Ivara por un periodo de cinco años y ha proporcionado consultores de forma ocasional para asistir a la empresa en las implementaciones.

Esta es la segunda parte de dos partes que conforman esta nota.

La primera parte habló de la tendencia y definió RDM.

Ivara

Ivara promete combinar la innovadora tecnología de RDM con una sólida experiencia en mantenimiento, una historia exitosa con varios productos de sistemas de gestión del mantenimiento (CMMS)/gestión de los activos de la empresa (EAM), su experiencia en ventas y mercadotecnia y la visión que tiene actualmente del mercado del mantenimiento basado en la confiabilidad. Bill Shaw, del antiguo proveedor de CMMS ShawWare, fundó Ivara (inicialmente ObjectQuest) en 1996. Por ello, la mayoría de su personal está formado por antiguos empleados de ShawWare. Para quienes no conocen su origen, la empresa, antes Marcam Solutions (y ahora parte de SSA Global), había construido su antigua división de CMMS Avantis (ahora parte de Invensys), con la adquisición de ShawWare, en 1991.

Así, Ivara se ha convertido principalmente en un vendedor de mantenimiento guiado por la confiabilidad que cuenta con varias implementaciones para comprobarlo. Parte de su nueva identidad es un enfoque más fuerte en el acercamiento de entrega de implementación WorkSmart de la empresa, que asegura a sus clientes una transición exitosa al mantenimiento proactivo basado en la confiabilidad. Al enfocarse de forma particular en la fase de planificación de la implementación, que consiste en alinear la estrategia de confiabilidad con los objetivos del negocio, un desarrollo elaborado del caso del negocio, la identificación de los activos físicos que contribuyen con estos objetivos y su priorización por riesgo relativo o nivel de riesgo y la definición de objetivos para los requisitos de rendimiento, Ivara ayuda a sus clientes a pasar al nivel siguiente de efectividad del mantenimiento (es decir, realizando el trabajo correcto en el momento correcto y con el equipo correcto).

La oferta principal de software de Ivara, Ivara EXP, es un software RDM que nació durante la época de Dofasco y que se ha vuelto a escribir en tecnologías contemporáneas centradas en Microsoft para ofrecer asignación de prioridad a los activos, gestión basada en condiciones, motor de diagnóstico basado en reglas, habilitadores de trabajos basados en indicadores, análisis y seguimiento del rendimiento y capacidades de RCM aplicado.

Ivara EXP acepta datos de fuentes en línea, tecnologías de mantenimiento de pronóstico, descubrimientos de RCM e inspecciones visuales (u otras inspecciones sensoriales) reunidas de las inspecciones de rutina o las rondas de los operadores. Analiza los datos y presenta los resultados en distintas formas visuales, como gráficas de tendencia y alarmas que destellan, facilitando la comprensión de la información y simplificando el uso por parte del personal de mantenimiento. Ivara EXP habilita entonces el trabajo de mantenimiento adecuado en los módulos CMMS de la empresa del cliente, mientras que los indicadores clave del rendimiento (KPI) proporcionan medidas y evidencia tangibles sobre la forma en que la confiabilidad del equipo mejora el rendimiento del negocio.

Recientemente, en noviembre del 2004, Ivara anunció el lanzamiento de Ivara EXP 4.0, un software de confiabilidad de los activos nuevo y mejorado que debe ayudar a los clientes a obtener mayor información y a administrar mejor los retos de rendimiento de sus activos. Esta versión 4.0 cuenta con capacidades analíticas mejoradas, cálculos y algoritmos más sofisticados que permiten un análisis más complejo de la demanda de los clientes y la incorporación de más KPI y tableros de mando que miden constantemente el efecto de la confiabilidad de los activos en el rendimiento del negocio.

EXP está pensado para trabajar de forma uniforme con CMMS, EAM y tecnologías de pronóstico de terceros que ya estén instalados, mejorando significativamente la inversión que realizan los clientes en tecnología. Para ello, Ivara EXP se ha instalado con productos CMMS de varios vendedores como SAP, Datastream, Oracle, Indus y MRO Software. Antes de EXP, Ivara ofrecía su propio producto EAM/CMMS, SUPREAM, que se utiliza en varios sitios EXP. De hecho, el producto autónomo EXP de Ivara se ha convertido en la esencia de la línea de productos de Ivara, que en el 2004 alcanzó casi 60 por ciento de los ingresos totales de Ivara y que se ha instalado junto con productos EAM/CMMS de terceros en más de 100 sitios de los clientes (de un total de 350 sitios de Ivara).

Brian Maguire, vicepresidente de ventas y mercadotecnia de Ivara y practicante de la confiabilidad, afirma que los proyectos de mantenimiento guiado por la confiabilidad normalmente representan 20 por ciento del presupuesto de mantenimiento de las empresas que va a los resultados netos. Esto resulta de la combinación de rentabilidad mejorada (que proviene con frecuencia del aumento den la disponibilidad del producto) y costo reducido. El vendedor trata de documentar el impacto financiero proyectado durante la etapa de propuesta desarrollando un caso del negocio y una valoración detallada de la confiabilidad, que es normalmente un reporte que consta aproximadamente de 100 páginas. Después de llevar a cabo más de veinte ejercicios, todo parece indicar que el retorno de un proyecto promedio tarda de doce a catorce meses.

Otro cliente de Ivara, Quebec Cartier Mining, también reporta resultados impresionantes. El uso de EXP supuestamente ha traído $7,000 millones de dólares americanos a los resultados netos mediante aumentos en la disponibilidad del equipo y reducciones en los costos de operación. Por ejemplo, si tomamos en cuenta el funcionamiento de los buldózeres sobre ruedas, la planta obtiene un mejor rendimiento total con sólo la mitad de la flota. Además, los costos de operación de los grandes cargadores sobre ruedas han caído 43.4 por ciento, mientras que el tiempo de vida de los tráileres de 190 toneladas se ha extendido más del 60 por ciento.

Dofasco no es el único socio capitalista de Ivara, que, además de depender de dos importantes inversionistas de capital de riesgo privados canadienses, ha estado buscando dirección estratégica y un abierto interés de ciertas empresas de alto nivel que pueden ayudar al vendedor a alcanzar sus metas corporativas (en parte gracias a la demostración del concepto por parte de un prestigioso cliente/socio) e importantes ventajas financieras. Con la recepción de inversiones financieras y de propiedad intelectual de un cliente activo en las industrias que Ivara quiere atacar (generación de energía de mantenimiento de las plantas y de varios activos, producción o minería de acero y metales y los sectores de pulpa y papel), Ivara espera expandirse sin tener que depender del aumento en las ventas directas para obtener fondos para ese desarrollo.

Para ello, en el 2001, Siemens firmó un acuerdo de distribución mundial con Ivara para otorgar licencias, implementar y dar soporte a los productos EAM de Ivara. Una parte clave del contrato es la integración de los productos de Ivara en el marco industrial de Siemens, una arquitectura de tecnología de la información (TI) para la integración de las transacciones y los datos de fabricación del negocio. La sociedad se fundó sobre el atractivo técnico que representa una solución capaz de integrar los sistemas del taller de la planta y los sistemas de ejecución de la fabricación (MES) con los sistemas de gestión de los activos. Mientras tanto,Siemens ha capacitado a varios empleados para implementar y dar soporte a los productos EXP y EAM de Ivara. En respuesta a los recursos que Ivara comprometió para la sociedad, Siemens se comprometió a adquirir una participación del 15 por ciento en Ivara. Parece que estos negocios también están funcionando para otros vendedores como IFS, que tiene sociedades de integración y desarrollo de productos y capital con ABB y NEC. Es probable que Ivara también busque socios astutos de implementación (no necesariamente en cuanto a inversión de capital) dentro de los mercados verticales en que se enfoca y con su acercamiento actual a América del Norte (aunque es posible que se consideren otros mercados, como Europa, en un futuro cercano).

Resumen y recomendaciones a los usuarios

Parece que el mantenimiento guiado por la confiabilidad está ayudando a algunas empresas a modificar su pensamiento y a enfocarse en el trabajo correcto, es decir, a trabajar de forma efectiva, ya que el verdadero valor reside en reconocer el momento en que hay que efectuar el trabajo correcto. Así, RDM, con frecuencia con esencia de RCM, se está aplicando ampliamente en industrias que tienen muchos activos, como generación de energía, papel y minería, con industrias como alimentos y química siguiéndoles los pasos rápidamente. Debido a que los procesos basados en las reparaciones drenan los recursos y dificultan la productividad, podríamos pensar que cualquier estrategia de mantenimiento que pueda ayudar a los usuarios a mejorar lo que están haciendo ahora y a hacerlo mejor en el futuro es buena porque proporciona datos que se pueden alimentar al proceso y que mejoran los ingresos operativos y disminuyen los gastos de mantenimiento. Sin embargo, no siempre es así.

Concretamente, se necesita una inversión importante para supervisar la salud de un activo. Esto nos lleva al gran dilema entre optar por una estrategia de control de costos o de control del mantenimiento. La supervisión implica inspecciones, sensores y grandes cantidades de información que debe reunirse y analizarse. Por ejemplo, los sistemas SCADA se usan para supervisar y controlar una planta o un equipo reuniendo y analizando datos en tiempo real en varias industrias de muchos activos, como telecomunicaciones, energía, petróleo y refinamiento y transporte de gas. Un sistema SCADA reúne información —como la localización precisa de una fuga en una tubería— transfiere la información de regreso a un sitio central, alertando a la estación central de que ha habido una fuga, realizando el análisis y el control necesarios, como definir si la fuga es crítica, y mostrando la información de forma lógica y organizada. Dichos sistemas pueden ser relativamente simples, como el sistema que supervisa las condiciones ambientales en un edificio de oficinas, o extremadamente complejos, como un sistema que supervisa todas las actividades en una planta nuclear o las actividades de un sistema municipal de agua.

Por lo tanto, el costo que implica supervisar la salud del activo, el costo de la falla y el costo de las operaciones de mantenimiento debe evaluarse de forma individual para cada activo. Es posible que este análisis revele que RCM no es lo más recomendable para todos los activos, ya que existen otras metodologías menos rigurosas y costosas pero igual de efectivas. ¿Cómo podemos definir la estrategia correcta de mantenimiento para cierto activo? Para cumplir con los objetivos de la fabricación esbelta, es necesario evaluar el costo de las fallas con respecto a no cumplir con los objetivos del negocio y a cualquier costo extra que resulte de la necesidad de realizar reparaciones no planeadas o de emergencia. También hay que comprender el costo de mantenimiento del activo. Al compararlos se obtienen algunas estrategias alternas de mantenimiento.

Concretamente, si tanto el costo de las fallas como el costo del mantenimiento son bajos, es posible justificar el uso de la estrategia de reparar el activo cuando se descompone. Si el costo de las fallas es bajo pero el costo del mantenimiento es alto, hay que minimizar la cantidad de mantenimiento necesaria. Esto se puede lograr esperando que el activo se descomponga antes de realizar un gasto en mantenimiento. Cuando el costo de las fallas es alto, lógicamente hay que ser más proactivo y aceptar un costo mayor de mantenimiento para asegurar que el activo no fallará. Para ello funcionaría una estrategia de mantenimiento preventivo. Finalmente, si tanto el costo de las fallas como el costo del mantenimiento son altos, es necesario usar los conceptos de RCM y manejar de forma óptima la salud del activo para evitar fallas mientras se minimiza el costo de mantenimiento.

Sólo cuando se selecciona la estrategia de mantenimiento mejor justificada podemos esperar aumentos óptimos en las ganancias debido a la reducción de costos (por ejemplo, reducción en los costos de reemplazo de los activos, menos productos de desperdicio, reducción en la mano de obra de mantenimiento, los costos de materiales y las compras, mientras aumenta la producción de forma competitiva), reducción en el capital retenido (es decir, menos capital retenido en trabajo en proceso [WIP] y materia prima) y aumento en el total de las ganancias (es decir, menos pagos compensatorios debido a menos entregas retrasadas y mejoras en la calidad de los productos, aumento en las ventas debido a una reducción del tiempo muerto y aumento en la capacidad disponible).

De forma más general, los despliegues masivos de sistemas EAM más amplios se enfrentan tanto a oportunidades como retos, al menos de acuerdo a encuestas recientes que realizaron entre las bases instaladas algunos de los principales vendedores de EAM como Intentia y que examinan los problemas que afectan la gestión, los costos y las ventajas del mantenimiento de la planta en las industrias de fabricación y de procesos. Algunos de los resultados de estas encuestas son impresionantes, por no decir inesperados o hasta contradictorios.

  • Sigue predominando el enfoque de las reparaciones en caso de fallas.

  • La mayoría de las empresas perciben el mantenimiento como un costo y no como inversión y no aprecian las posibles ventajas. De hecho, con frecuencia el consejo administrativo no aprecia las ventajas del mantenimiento.

  • Una gran mayoría reconoce que una estrategia de mantenimiento preventivo debe agregar valor, pero únicamente la tercera parte de las empresas asignan gasto suficiente para ello.

  • Casi tres cuartas partes de las empresas no integran los módulos de mantenimiento y de planificación de la producción, a pesar del potencial que tiene esa capacidad de producción que aumenta efectivamente.

  • Una gran mayoría está de acuerdo en que el mantenimiento mejora la seguridad de la planta.

  • Menos de la quinta parte de las empresas no cuenta todavía con un sistema EAM o CMMS, mientras que dos partes de ellas están de acuerdo en que los sistemas EAM o CMMS han representado ventajas para sus empresas.

  • Existe una aguda necesidad por demostrar los retornos de la inversión (ROI) de los sistemas EAM. Ivara se ha dado cuenta de ello con el énfasis que pone en la creación de un caso del negocio para cada cliente potencial.

Además, las empresas necesitan una serie más amplia de funcionalidades extendidas de planificación de los recursos de la empresa (ERP) que vayan desde fuertes bases de ingeniería y extremo frontal de servicio a clientes hasta el soporte de la gestión de la demanda, con un conjunto de capacidades administrativas y de reportes y una integración con el software de gestión financiera y de recursos humanos, para compartir la información que controla la eficiencia operativa, como control de inventario y de mano de obra. Algunos vendedores puros de EAM pequeños deberán enfrentarse a la mala noticia de que algunos de sus competidores directos y probables podrán ser empresas de ERP como Oracle, IFS, Intentia, SAP y Ramco Systems, que ofrecen capacidades ERP y EAM más integradas como programación, seguimiento y gestión automatizados del mantenimiento, diagnósticos remotos, RCM, gestión y planificación del parque y las instalaciones, acceso centralizado a los datos de ingeniería, planificación de piezas, sourcing, valuación y gestión de los gastos de las categorías y reportes del rendimiento de los activos, entre otros.

Sin embargo, algunas empresas que pertenecen a las industrias mencionadas y a las regiones cubiertas por Ivara deben tomar en cuenta Ivara EXP (ya que el vendedor se enfoca en mantenimiento en el proceso, basado en la confiabilidad y puede tener el mayor impacto en esa área).

Acerca del autores

Olin Thompson es uno de los directores de Process ERP Partners. Tiene más de veinticinco años de experiencia como ejecutivo en la industria del software y se le conoce como “el padre de ERP de procesos”. Es un autor frecuente y orador premiado para temas acerca de la obtención de valor de ERP, SCP, e-commerce y el impacto de la tecnología en la industria.

Predrag Jakovlevic es director de investigación de Technology Evaluation Centers, Inc. (TEC), y se enfoca en el mercado de las aplicaciones empresariales. Cuenta con más de quince años de experiencia en la industria de la fabricación, con varios años como usuario experimentado de TI/ERP y como consultor/implementador y analista del mercado. Obtuvo su título de ingeniero mecánico de la universidad de Belgrado en Yugoslavia y cuenta con certificados de APICS en gestión de inventarios y producción (CPIM) y en gestión integrada de recursos (CIRM).

 

 
comments powered by Disqus

Búsquedas recientes:
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Others