Inicio
 > Informes e investigaciones > Blog de TEC > Opciones de software para pequeñas y medianas em...

Opciones de software para pequeñas y medianas empresas

Escrito por: Igor Grubisic
Publicado: diciembre 18 2006

Los orígenes del software libre y el software cerrado tienen filosofías diferentes. En la mayoría de los casos, las empresas que utilizan la metodología de software cerrado consideran que el código de su software es un secreto profesional. Así protegen su trabajo de la piratería y los “copiones”. La otra diferencia esencial es que desarrollan este software para satisfacer los requisitos del mercado.

Primera parte de la serie Opciones de software para pequeñas y medianas empresas.

Por otro lado, el movimiento de software libre se inició con gente que estaba produciendo software por varias razones no comerciales. Para ellos, la transparencia es una ventaja. Si bien el software que desarrollan es abierto o libre, esto no quiere decir que sea gratuito. Es por ello que en el campo del software libre existen soluciones tanto gratuitas como comerciales.

La ventaja principal de los productos de software libre es su transparencia. Ella hace posible que un tercero visualice y revise el código del software. Para las pequeñas y medianas empresas (PYME), esto no es crucial, excepto cuando su actividad central es el desarrollo de software. Aún en estos casos, pueden visualizar y revisar el código fuente firmando un acuerdo de confidencialidad con el proveedor de software (como hizo Norton con Microsoft).

Los defensores de la transparencia creen que el software libre es más seguro porque cuando cualquiera puede acceder al software, es mucho más fácil revisarlo y corregir los defectos de seguridad. Esto puede suceder en la mayoría de los casos, pero también existe la posibilidad de que los piratas informáticos encuentren el código completo y exploten los defectos de la seguridad con mayor facilidad.

Las soluciones de software cerrado tienen, por naturaleza, una seguridad proactiva basada en la “seguridad por oscuridad” (o seguridad por ocultación, de acuerdo a la entrada Seguridad por oscuridad de Wikipedia, a la que se accedió en diciembre del 2006), que difiere de la seguridad reactiva que caracteriza a las soluciones de software libre. Esto tiene base en la suposición de que es mucho más difícil detectar una vulnerabilidad en el software cuando no se puede ver su funcionamiento.

Este artículo no pretende evaluar un paquete de software en especial, sino examinar los sistemas operativos de las únicas dos soluciones viables: Windows (software cerrado) y Linux (software libre).

Los defensores de Linux y Windows viven en constante discusión por el problema de la seguridad. Quienes defienden a Linux afirman que su política de software libre es mejor, a pesar de que los criminales cibernéticos puedan ver el código fuente. Por su parte, los partidarios de Windows afirman que Linux tiene un índice de ataques más bajo debido a su participación menor en el mercado. En la práctica nos hemos dado cuenta de que ambas partes tienen razón. La seguridad de un proyecto depende de un diseño seguro, auditorías al código fuente, un desarrollo de calidad y un proceso de diseño sin problemas, y ninguno de estos elementos está directamente relacionado con el que un proyecto sea de software libre o cerrado (consulte el artículo que escribió Jason Miller en el 2004, Open Source versus Closed Source Security en http://www.securityfocus.com/columnists/269). Por ello, las cuestiones que tienen que ver con la seguridad pasan a segundo plano cuando se trata de seleccionar una de estas dos soluciones.

Software libre: ventajas y desventajas

El error más común que comete la gente cuando habla de las ventajas y las desventajas de las soluciones de software es la suposición de que “software libre” es sinónimo de “software gratuito”. Si esta suposición fuera cierta, podríamos decir que la mejor solución es una solución gratuita. Sin embargo, existen soluciones comerciales de software libre, tales como Red Hat, Mandrake, SUSE y Solaris Linux. Además, el impacto que tiene el precio de venta en el costo general del software es marginal. El costo total de una solución de software depende de un valor llamado costo total de propiedad.

Muchas veces, las soluciones gratuitas son producto del esfuerzo de uno o varios grupos de voluntarios. Desde luego, la ventaja principal de estas soluciones es que son gratuitas; pero si calculamos su costo total de propiedad, nos daremos cuenta de que pueden ser más costosas que las soluciones comerciales. Las soluciones gratuitas se distribuyen conforme a la licencia pública general (General Public Licence o GPL), es decir que se pueden usar, copiar, cambiar o hasta redistribuir legalmente. La filosofía del software libre defiende una “seguridad a través de muchos ojos”, y permite que los usuarios participen en el proyecto. También es posible tratar directamente con el desarrollador, quien generalmente está dispuesto a ayudar. Además, la comunidad cuenta con mucho apoyo.

Sin embargo, tiene también sus desventajas. El software libre no incluye garantía alguna, por lo tanto, las PYME tienen que usarlo bajo su propio riesgo. Además, no hay documentación oficial o propia, ni soporte profesional. Muchas veces, el proyecto completo está a merced de una persona o un grupo pequeño de personas que trabajan en los problemas que les resultan más atractivos. Esto implica que los problemas de funcionalidad no serán tratados si no representan un interés para la comunidad de desarrollo. Cuando existe alguna guía, es porque ha sido redactada por piratas informáticos para piratas informáticos, entonces no es de gran ayuda para los usuarios comunes. Además de todo esto, cuando un desarrollador se aburre de un proyecto, simplemente lo abandona (consulte el artículo que escribió Neil Gunton en el 2006, Open Source Pros and Cons, en http://www.neilgunton.com/open_source_pros_cons/).

Soluciones de marca registrada: ventajas y desventajas

Por otro lado, las soluciones de marca registrada se crean pensando en satisfacer las necesidades de los clientes. Vienen acompañadas de la documentación adecuada, de un soporte apropiado para los clientes y los profesionales y de una garantía de funcionamiento del software. De lo contrario, el comprador puede iniciar un proceso legal contra el proveedor. Otra ventaja de estas soluciones es que por lo general se evalúan detalladamente antes de ser puestas a la venta.

Si bien es fácil distinguir entre software libre y software comercial, las cosas no son tan claras cuando se trata de soluciones comerciales que tratamos en este artículo.

A simple vista, la única diferencia de las soluciones comerciales es que una tiene código abierto y la otra cerrado. Sin embargo, las cosas se vuelven más simples cuando hablamos del propósito del software. La práctica y la opinión general es que Linux se usa para servidores y que Windows para estaciones de trabajo. Esto se debe a que las raíces de Linux están en Unix, que es una plataforma para servidores. Está optimizado para soportar varios usuarios que trabajan con el tiempo y los recursos informáticos de forma simultánea. Por otro lado, Windows está centrado en las estaciones de trabajo; tiende a ser más gráfico y fácil de usar, y no muestra los detalles que pueden confundir a los usuarios. Por lo general, no es viable tener varios usuarios interactuando con más de un ambiente a la vez.

Así, podemos concluir que las PYME deben usar Linux para sus servidores y Windows para sus estaciones de trabajo. El problema es que los fabricantes tanto de Linux como de Windows tienden a ofrecer productos que llenan los vacíos de sus propias soluciones. Microsoft ya tiene los sistemas operativos Windows que se orientan a plataformas de servidores (la familia Windows Server), y Linux está tratando de facilitar su uso mediante interfaces gráficas de usuario (GUI), como KDE y GNOME. Por eso, ahora será más difícil para las PYME escoger entre Microsoft y Linux; para ponderar el valor de las metodologías de software libre y cerrado, tendrán que jugar con los recursos invertidos y el valor del software conocido.

Hay que notar que esta serie de artículos no pretende abarcar todos los usos del software, únicamente el uso más común -que es importante para las PYME. La mayoría de las PYME sigue sin saber exactamente cuál es la solución ideal para sus servidores y cuál para sus estaciones de trabajo. Esta serie explorará las diferentes alternativas desde el punto de vista de un proceso jerárquico analítico (AHP), para poder evaluar correctamente las inversiones estratégicas que deben realizar las PYME en TI.

Este artículo está soportado por cinco años de investigación; la práctica común para proyectar una red de tecnología de información y comunicación (TIC).

 
comments powered by Disqus

Búsquedas recientes:
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Others