Por qué los fabricantes deben aprovechar la promesa de business intelligence




<

Si los fabricantes comprendieran realmente el valor que BI aporta a la organización, se mostrarían más accesibles a adoptar una solución de este tipo. En este podcast, Lyndsay Wise, analista de TEC, entrevista a Robert Abate, consultor principal de RCG TI, para hablar de por qué los fabricantes deben recurrir a BI para mejorar la eficacia y el retorno de la inversión, y de cómo optimizar una implementación de BI.


Descargue el archivo para escuchar el podcast (inglés)
completo (8:30), o guárdelo para escucharlo después.

En este episodio se tratan las preguntas siguientes:

  1. ¿Cuáles son los asuntos clave que deben vigilar los fabricantes al implementar BI?

  2. ¿Cuál es la mejor forma para que los fabricantes optimicen su uso de BI?

  3. ¿Cómo deben tratar las organizaciones con estos retos para asegurarse de que obtienen el mayor retorno de su inversión en BI?

Si quiere conocer más sobre las organizaciones de servicios profesionales y las soluciones de ERP para servicios, refiérase a nuestro escaparate o explore los artículos y libros blancos sobre el tema.


La industria de la fabricación no tiene una muy buena percepción del valor de business intelligence (BI), por lo tanto, no utiliza mucho este tipo de soluciones. Para que los fabricantes conozcan realmente el valor que BI puede aportarles y para que identifiquen formas de optimizar un ambiente de BI, entrevisté a Robert Abate, director a nivel mundial de RCG Information Technology, una firma de consultoría que se especializa en implementaciones de BI. Robert habló de las formas en que los fabricantes deben tratar BI y de cómo pueden optimizar los ambientes actuales y evitar los obstáculos más comunes de la implementación de una solución de BI.

Lyndsay: ¿Cuál es la mejor forma para que los fabricantes optimicen la forma en que usan sus soluciones de business intelligence dentro de la organización?

Robert: Lo primero que pensamos al hablar de cómo optimizar el uso de BI es que ahora se habla de optimizar a quien optimiza. Yo creo que las mejores formas para que los fabricantes empiecen a usar BI, son comprender qué información quieren deducir de los datos, y determinar el objetivo general de BI dentro de la empresa. Con respecto a esto, BI juega muchos papeles; puede ser la oferta o la demanda determinadas. También puede ser la eficacia determinada en el taller de fabricación.

En mi experiencia, lo mejor es usar lo que conocemos como plan a futuro. Es decir, analizar la situación de la empresa en particular y determinar qué prioridades debe asignar a la implementación de BI. Puede ser que algunas empresas crean que el enfoque debe ser comprar una herramienta, reunir muchos datos y ver qué reportes tienen sentido. Yo creo que hay que planear un poco para llegar al éxito. Así, sería relevante hacer un análisis y diseñar la solución, es decir, maquinarla, y asignar prioridad a las áreas de BI, así como qué áreas lograrían el mayor retorno de la inversión.

Las organizaciones de consultoría saben muy bien cómo ver el panorama general y crear un plan a futuro, o una serie de proyectos, que pueden servir para implementar BI por etapas, ya que tratar de implementar la solución de una sola vez es una tarea extremadamente difícil. Es mucho mejor tomar soluciones estructuradas o de enfoque preciso y avanzar paso a paso. Cuando un ejecutivo de fabricación ve la información y puede determinar los pasos a seguir a partir de ella, se vuelve más ambicioso y quiere seguir avanzando. Así que el plan a futuro es, en general, comprender cuál es la estrategia de una organización y convertirla en un conjunto de proyectos o pasos.

Lyndsay: ¿Por qué una empresa debe pensar en BI? ¿Cómo agrega valor a los ambientes de fabricación?

Robert: La propuesta de valor de BI es mejorar la organización, aumentar su eficacia y mejorar sus capacidades de optimización. Una organización no se optimiza sola, necesita una dirección, y ésta necesita información para tomar las decisiones.

¿Cuál es la propuesta de valor? La propuesta de valor es hacer que la información correcta llegue a la persona adecuada en el momento adecuado, para que ésta pueda tomar las decisiones que permitirán que el negocio se adapte. Es decir, la economía actual tiene un ritmo acelerado, y si agregamos el énfasis y las presiones globales, nos encontramos con la necesidad de tomar decisiones de forma instantánea, que puede no ser instantánea, pero sí hay que tomar decisiones en un día que podrían afectar los ingresos que percibirá el fabricante en una semana o un mes. Hay que reconocer la importancia de la necesidad de comprender “¿Qué es la demanda?” y “¿Qué es la oferta?”. Si ha decidido implementar BI por primera vez, debe tomar en cuenta las cuestiones siguientes:

En primer lugar, ¿qué información necesita su negocio para tener éxito? Esto incluye información en forma de métricas y de elementos de datos.

En segundo lugar y de igual importancia que la información de negocios, está la generación de reportes sobre los datos, su calidad. Los humanos no podemos vivir si no tenemos oxígeno limpio. Así, una empresa que no cuenta con datos limpios no puede florecer. De ahí la importancia de la limpieza de la información, sobre todo si se implementa una herramienta de cadena de suministro y planeación de la demanda, porque cuando se empieza con basura, se termina con basura.

Finalmente está la necesidad de comprender con qué gobernabilidad se cuenta para soportar la iniciativa de BI. La información que entra puede ser buena o mala, y la calidad de los datos es de gran importancia, al igual que la propiedad de los mismos. Por ejemplo, los datos que vienen del taller de fabricación pertenecen a ese taller o son generados por él. De ahí la importancia de la necesidad de supervisar esos datos, administrarlos y manejar las profecías relacionadas con la gobernabilidad de dichos datos.

Lyndsay: ¿Qué pueden hacer las organizaciones para evitar estos obstáculos?

Robert: El primer método es tener un plan bien definido. Un plan a futuro, como dije antes. Este plan le permite crear un plan arquitectural de lo que va a necesitar. Por ejemplo, un fabricante de automóviles no puede colocar el motor dentro de un chasis que todavía no ha fabricado. Entonces, uno de los obstáculos es no comprender la información clave que necesita una organización. Yo creo que una de las formas de evitar esto sería diseñar una solución, y eso significa crear un plan a futuro para ella: planear qué se va a hacer, cómo y con qué herramientas. Ahora, la arquitectura tiene muchas áreas. Entre ellas está la arquitectura de negocios, que es “¿Qué información necesito? ¿Por qué es importante dicha información? ¿Cuáles son las métricas? ¿Hay atributos? ¿Esos atributos tienen dependencias?”. A veces, las dependencias en los atributos se conocen como reglas de negocios. Para evitar el primer obstáculo hay que comprender que la ingeniería o la arquitectura juegan un papel clave.

Después de la arquitectura de negocios, tenemos la arquitectura de información, que cubre “¿Cómo organizamos los datos? ¿Qué modelo usamos? ¿Cómo modelamos los datos?”. Algunas de las últimas tendencias en arquitectura usan desarrollo por modelos, donde los modelos se generan a partir de los datos o de las profecías, y eso nos permite diseñar la solución. La arquitectura de la información puede graduarse fácilmente y apoya los cambios.

Está también la arquitectura de la infraestructura –el hardware y el software en que invierte la empresa para implementar BI. Pero todo se deriva de, o inicia con, la arquitectura de negocios: ¿Cuáles son nuestras necesidades? ¿Cuáles son los requisitos? Para evitar los obstáculos, es importante crear el plan arquitectural a futuro y asegurarse de pasar por el proceso de los requisitos, comprender cuáles son las necesidades para diseñar una solución que apoye el cambio.

Fin de la entrevista

Esperamos que la información que nos proporcionó Robert Abate sobre cómo los fabricantes puede optimizar su uso de BI, ayude a nuestros lectores a dejar atrás la percepción de los retos que impone la implementación de una solución de este tipo. Al adoptar una metodología y crear un plan a futuro que trate las partes difíciles del negocio, como la gestión de la oferta o la demanda, los fabricantes pueden dar un paso más para mantener una ventaja competitiva continua.

 
comments powered by Disqus