Inicio
 > Informes e investigaciones > Blog de TEC > ¿Por qué una solución es para procesos?

¿Por qué una solución es para procesos?

Escrito por: Olin Thompson
Publicado: septiembre 2 2005

Introducción

Una empresa debe seleccionar una solución de planificación de los recursos de la empresa (ERP) o gestión de la cadena de suministro (SCM), y se trata de un proyecto de gran valor. Hay una forma para no obtener ese valor, y es seleccionar un vendedor cuyo producto no cubre las necesidades del negocio. Esto puede ser una cuestión de sentido común, pero para las empresas de procesos, puede representar un reto. Este tipo de empresas, como las de las industrias alimenticia, farmacéutica y de productos forestales, entre otras, tienen requisitos únicos que la mayoría de los proveedores de tecnología no pueden satisfacer.

Sin embargo, no todas las áreas tecnológicas reflejan por qué un proceso del negocio es único. A pesar de que los sistemas financieros tienen algunos requisitos que no se pueden aplicar a todas las empresas, los sistemas operativos pueden tener muchos problemas. Aquellos sistemas que tratan con sistemas de gestión de órdenes de venta, fabricación, inventario y aprovisionamiento son algunos de los más difíciles de adquirir, debido a los problemas específicos de las empresas de procesos.

Si bien es posible definir una lista de requisitos únicos, ¿cuáles son las raíces de las diferencias? ¿Por qué un sistema se puede aplicar a los procesos? Las raíces están en ciertas características del negocio.

La naturaleza básica del material

Con frecuencia, los materiales que usan las empresas de procesos pueden estar en forma de polvo, líquido o gas, cuando siguen siendo materia prima, y pueden ser los mismos (empresas industriales) o cajas de productos (empresas de bienes de consumo), cuando se trata de bienes terminados. El sistema debe permitir medir y almacenar estos tipos de materiales.

La medición de los materiales para procesos se lleva a cabo de formas distintas en ubicaciones diferentes de una misma planta o una cadena de suministro. Al medir un material, las unidades de medida (UOM) utilizadas pueden variar. Por lo tanto, el producto debe permitir el uso de cualquier UOM para que el sistema haga los cambios de forma automática a la UOM estándar. Por ejemplo, las toneladas deben convertirse en libras, los galones en kilogramos, los pies en libras o (para un tanque o un silo) los pies en galones.

Los materiales para procesos cambian a lo largo del tiempo; pueden empeorar, mejorar o convertirse en un material distinto. Los sistemas orientados a la fabricación discreta suponen que los materiales no cambian, pero una solución para procesos debe reconocer y manejar los cambios que sufre el material. Por ejemplo, si un material se deteriora, el cálculo de disponibilidad para promesa (ATP) no debe tomar en cuenta el material disponible después de su fecha de caducidad. Por otro lado, si el material mejora con el tiempo (antigüedad), la ATP no debe tomar en cuenta el material antes de iniciar su fecha de antigüedad.

Variabilidad

En general, un fabricante discreto no debe recibir muchas sorpresas. Puede colocar un pedido por 500 piezas A y el vendedor le entregará 500 que se apegan o no a las especificaciones. Las piezas son todas iguales, por lo tanto, no deben ser segregadas (no se necesita llevar un control de los lotes). La pieza A siempre encaja con la B y juntas conforman el subensamble C. Cuando el fabricante decide producir 100 C, casi siempre lo logra. De lo contrario, es posible que tenga 98 C y 2 C desperdiciados.

Esto es muy distinto a la falta de previsibilidad de las empresas de fabricación por procesos. Se especifican 2 toneladas del material X con un rango de especificaciones aceptables. El vendedor entrega aproximadamente 2 toneladas, pero generalmente no lo hace con exactitud. Es necesario efectuar pruebas al material para verificar que cumpla con las especificaciones del fabricante y hay que registrar la especificación para poder usarla correctamente al satisfacer la demanda de producción o del cliente (posiblemente se mezcle con otra o se normalice si está en el extremo del rango). Cada embarque varía en cuanto a calidad, por eso, es necesario segregar los embarques (control de lotes) para que el fabricante pueda manejar estas diferencias. La fórmula indica que 50 kilos de A más 50 kilos de B producen 90 kilos de C. Sin embargo, cada vez que se produce C, se obtiene una cantidad ligeramente distinta (pérdida o ganancia). A veces, no se obtiene C, sino un producto muy parecido, que se denomina D. No siempre es posible prever todas estas circunstancias, pero siempre hay que reaccionar a ellas.

Su sistema ERP debe permitirle planificar, reaccionar a y explicar esta falta de previsibilidad tanto en la calidad como en la cantidad.

Los procesos y la forma de la nomenclatura

El factor principal que determina la capacidad de un sistema para satisfacer las necesidades de gestión de la producción de una empresa de procesos es el modelo del proceso. Si el modelo, como se representa en la base de datos, tiene fallas, no habrá ningún tipo de programación que pueda hacer que el sistema se adapte a estos requisitos. ¿En dónde se manifiestan los errores y los problemas? Normalmente, surgen en la planificación, la programación y la asignación de costos.

La aplicación clásica de las nomenclaturas modela un conjunto de suposiciones que son válidas para la empresa de fabricación discreta. Una de estas suposiciones es que varios artículos (piezas) conforman un artículo final. Debido a que las nomenclaturas contienen las piezas consumidas en la parte inferior y la pieza producida en la parte superior, se afirma que la nomenclatura tiene forma de “A”. Sin embargo, existen otras formas fuera de las industrias discretas. Por ejemplo, un procesador de pollo o una refinería tienen una nomenclatura en forma de “V”, ya que un artículo se procesa para fabricar varios productos (es decir, un pollo se corta y se vende en partes: pechuga, pierna, muslo, etc.).

Los fabricantes por procesos usan varias fórmulas para un mismo artículo final, que les permiten explicar las diferencias en las especificaciones, la disponibilidad, el costo o la variación en los procesos de la materia prima (por ejemplo, cocina uno comparada con cocina dos). La mayoría de los sistemas que funcionan por nomenclatura suponen que el producto se fabrica siempre de la misma forma y por lo tanto no tratan este problema de forma adecuada. Si sus realidades coinciden con las suposiciones inherentes a una nomenclatura, entonces son muchos los sistemas ERP que pueden serle útiles.

Si sus realidades no corresponden, debe inspeccionar de cerca un sistema basado en una nomenclatura (aún cuando en el medio de ventas se le conozca como “fórmula”) para asegurarse de que cumple con sus requisitos.

Enfoques de los vendedores

La forma en que un vendedor de software trata las necesidades de las empresas de fabricación por procesos puede clasificarse de acuerdo a tres grupos:

  • Algunos vendedores nunca mencionan los procesos. Por defecto, están afirmando que no tratan las necesidades de las empresas de fabricación por procesos.

  • Muchos vendedores iniciaron con un producto de SCM o ERP discreto y después decidieron venderlo como adecuado para las industrias de fabricación por procesos. Estos vendedores y sus productos pueden identificarse fácilmente, ya que normalmente tienen un módulo que incluye la palabra “proceso”. Con este módulo adicional tratan de abordar las características y los requisitos que hacen que su producto para fabricación discreta se adapte a los procesos.

  • Algunos vendedores iniciaron con una estrategia enfocada exclusivamente en los procesos. Estos vendedores no tienen un módulo para procesos, sino que todo su producto está diseñado para tratar únicamente los requisitos particulares de las empresas de fabricación por procesos.

¿Cómo se puede saber qué vendedores pertenecen a cada categoría? La primera regla es no hacer caso del discurso de ventas sobre el “enfoque en los procesos”. Una forma simple para probar al vendedor es ver su sitio web, ya que contiene un mensaje generalizado para el mercado, que indica lo que el vendedor realmente está tratando de lograr. ¿En dónde se habla de los procesos? ¿Es el tema de la página de inicio o aparece como una de sus “áreas de enfoque” en la página número 12 del sitio? Lea el reporte anual. ¿Qué porcentaje de los clientes que aparecen en la lista pertenecen al segmento de fabricación por procesos? ¿A qué industrias se supone que atiende la empresa? Cuando hablan de clientes específicos, ¿hablan de empresas que pertenecen al mismo ramo que usted? ¿Qué instalaron los clientes de fabricación por procesos que tiene la empresa? Es muy probable que el vendedor tenga muchas empresas de fabricación por procesos, pero que la mayoría de ellas haya instalado el módulo de finanzas. Puede ser que sean empresas que han instalado el software del vendedor para obtener funciones operativas. Esto puede significar que se trata de un excelente vendedor de sistemas financieros, pero ¿será capaz de atender sus necesidades operativas?

¿Qué necesita?

Si usted está buscando una solución financiera, encontrará muchos productos que pueden funcionar. No importa en qué industria se enfoque el vendedor. Pero si está buscando funciones operativas o de cadena de suministro, entonces debe tomar en cuenta el enfoque del vendedor.

¿Qué tan enfocado está usted en los procesos? Algunas empresas de fabricación por procesos tienen procesos relativamente simples (recepción de materiales a granel, mezcla y empaque) y tratan con materiales bastante constantes. Podemos decir que estas empresas tratan con “procesos simples” y que podrían tomar en cuenta cualquier producto P-ERP. Hasta los productos que surgen de los productos discretos pueden ser útiles.

Las empresas que tienen procesos más complejos deben enfrentarse a un reto distinto. Si deciden buscar vendedores que ofrecen módulos adicionales, deben poner especial atención a las funciones de los procesos que necesitan para que sus negocios operen. Algunas áreas problemáticas típicas son tanto la gestión completa (planificación, ejecución y análisis/asignación de costos) de los procesos mediante subproductos, coproductos y reciclajes, como la gestión de inventarios que permitan satisfacer los requisitos de los clientes y la producción. Otra área es la capacidad del sistema para establecer el nivel de inventario necesario para alcanzar los altos niveles de satisfacción de los clientes.

Estas empresas de procesos complejos deben explorar más de cerca los vendedores que se dedican exclusivamente a la fabricación por procesos. Ellos deben ser capaces de modelar y manejar su realidad satisfactoriamente.

Cuando se selecciona el producto incorrecto

¿Cuál es el precio que hay que pagar por seleccionar el producto incorrecto? Este costo es de gran importancia para el departamento financiero, además de que merma su capacidad para realizar un análisis completo del aspecto financiero del negocio. Cuando se seleccionan los sistemas operativos que no dan a la gerencia de operaciones las herramientas necesarias, es necesario tomar una decisión. La primera opción es conformarse con herramientas de gestión inferiores que pueden hacer que se tomen malas decisiones. La segunda es crear opciones o soluciones adaptadas encima de la solución ERP, provocando una gran inversión de tiempo y dinero –en un principio y dentro de su costo de propiedad a largo plazo.

Acerca del autor

Olin Thompson es director de Process ERP Partners. Cuenta con más de 25 años de experiencia como ejecutivo en la industria de software. Se le conoce como “el padre del ERP de procesos” y escribe y da conferencias sobre temas de obtención de valor a partir de ERP, SCP, e-commerce y el impacto de la tecnología en la industria. Se le puede encontrar en Olin@ProcessERP.com.

 
comments powered by Disqus

Búsquedas recientes:
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Others