Reglamentos ambientales para las industrias electrónica, química y petrolera




Directivas “verdes” para los fabricantes de alta tecnología y aparatos electrónicos

Los fabricantes de equipo eléctrico y electrónico no están exentos de cumplir con la gran cantidad de reglamentos que existen en nuestros días. En los últimos años, tanto los Estados Unidos como la Unión Europea (UE) han implementado reglamentos ambientales estrictos, y muchos otros países les seguirán los pasos, como Japón y China. Los fabricantes que forman parte de estas industrias deben pagar un precio alto por cumplir con estos reglamentos, pero la falta de cumplimiento puede resultar mucho más costosa. Por lo tanto, los líderes de la industria deben asegurarse de que cuentan con los medios para adaptar sus negocios de manera que se satisfagan estos requisitos normativos, para no tener que pagar las costosas penalizaciones y retirar productos del mercado. Es más, las empresas pueden aprovechar los sistemas de aplicaciones empresariales que les pueden ayudar a asegurarse de que sus procesos de negocios cumplen con los requisitos normativos, que constantemente están cambiando, además de crear marcas confiables y mantener el valor de los accionistas.

Los siguientes son algunos de los reglamentos clave de la industria de alta tecnología:

  • La Directiva RoHS (restricción de sustancias peligrosas), que se aplica a los fabricantes de equipo eléctrico y electrónico que hacen negocios en la UE. Este reglamento prohíbe la venta de productos electrónicos que contienen más de 0.01 por ciento de cadmio, mercurio, plomo, cromo hexavalente, bifenilos polibromados (PBB) y difenil éter polibromado (PBDE). Las empresas que violen esta directiva serán penalizadas, sufrirán pérdidas significativas de sus ventas y deberán asumir el impacto negativo sobre la percepción de su marca en el mercado europeo, que se caracteriza por su conciencia ambiental.

  • La Directiva WEEE (residuos de equipos eléctricos y electrónicos), que define reglas para la recolección, el tratamiento, el reciclaje y la recuperación de residuos electrónicos en la UE. De acuerdo a esta directiva, los fabricantes y los importadores de equipos electrónicos deben manejar y pagar el reciclaje de los residuos de equipos eléctricos y electrónicos. Desde finales del 2006, los países miembros de la UE deben cumplir con los objetivos de reciclaje de la directiva WEEE. Si desea conocer más sobre esta directiva, consulte el artículo Algunos problemas de cumplimiento con los reglamentos ambientales.

Las directivas RoHS y WEEE son las más estrictas en materia ambiental que existen actualmente para los fabricantes de equipos electrónicos. Pero recientemente se ha anunciado que habrá más normas, como EPP (productos que utilizan energía) y REACH (registro, evaluación y autorización de sustancias y preparados químicos), que pueden tener un mayor impacto en los procesos de negocios fundamentales. Una solución empresarial inteligente que pretenda tratar la forma en que los productos de alta tecnología se apegan a los reglamentos ambientales, debe integrarse estrechamente con la logística de base y con otros procesos que serán necesarios para cumplir con todas estas normas nuevas.

Para saber más sobre los problemas de cumplimiento que enfrentan otras industrias, consulte los artículos anteriores de esta misma serie: Cumplirás con los reglamentos, La ley Sarbanes-Oxley y la gestión de cadena de suministro, La punta del iceberg y Reglamentos y más reglamentos.

¿Productos químicos que no afectan el medio ambiente?

La industria química es una de las que tiene mayor responsabilidad debido a los problemas ambientales, de salud y seguridad. Por lo tanto, las empresas químicas tienen una gran necesidad de contar con soluciones que les ayuden a simplificar y automatizar los procesos de cumplimiento normativo, y que les permitan manejar sus operaciones con más seguridad, eficiencia y apego a los reglamentos y las recomendaciones tanto nacionales como internacionales.

La industria química es objeto de un escrutinio particular desde el punto de vista reglamentario, y las empresas conocen bien el impacto que tienen el Proyecto europeo de inspección de clasificación y etiquetado y de fichas de datos de seguridad (ECLIPS); REACH; la estrategia SCALE y el Sistema globalmente armonizado de comunicación y etiquetado de productos químicos (GHS). Por ejemplo, REACH es el nuevo sistema regulador del uso de productos químicos en la UE, que exige que las empresas rastreen las existencias y el uso de más de 12,000 sustancias químicas. Si desea obtener más información, consulte el artículo ¿Qué sucede con los químicos?.

La ley REACH, que se acaba de aprobar, establece que las empresas químicas deben registrar o supervisar la mayor parte de las sustancias que ya están circulando en el mercado de la UE. Las sustancias más importantes son las sustancias que generan mucha preocupación, las sustancias consideradas persistentes, bioacumulativas y tóxicas, las sustancias consideradas muy persistentes y muy bioacumulativas y las sustancias carcinógenas, mutágenas y tóxicas para la reproducción, además de otras sustancias que también generan una gran preocupación, como los interruptores endócrinos.

Únicamente se autorizará el uso de estas sustancias cuando haya razones socioeconómicas y medidas de reducción del riesgo. La Comisión europea estima que dichas medidas costarán entre 2,800 y 5,200 millones de euros en los próximos once años. Si desea conocer más sobre la ley REACH, visite http://www.reachlegislation.com; también puede consultar el glosario de la Agencia Europea del Medio ambiente en http://glossary.eea.europa.eu/EEAGlossary.

Por lo tanto, las soluciones empresariales inteligentes deben ofrecer las capacidades que los fabricantes de productos químicos necesitan para manejar todos los problemas de cumplimiento, como se indica en el artículo SAP for Chemicals: Regulatory Compliance:

  • La seguridad de los productos que garantice que los datos de las sustancias químicas están al día y disponibles para los usuarios adecuados, mediante la integración de capacidades para la seguridad de los productos en los procesos de la cadena de suministro. Esto permite apegarse a reglamentos como la Ley de protección a la calidad de los alimentos, Título 21 CFR Parte 11, Título 29 CFR 1910.1200 y la Directiva de la UE 91/155/EEC para las fichas de datos de seguridad de los materiales, la ley TSCA (ley para el control de sustancias tóxicas), la ley de limpieza del agua, la ley SARA (ley de enmienda y reautorización de fondos especiales) y la ley FFDCA (ley federal de alimentos, medicamentos y cosméticos).

  • La gestión de bienes peligrosos que soporte todos los procesos que están relacionados con la fabricación y la distribución de bienes peligrosos. Las empresas deben apegarse a reglamentos como el reglamento sobre bienes peligrosos, Título 49 CFR Partes 100-185, de la IATA (Asociación internacional de transporte aéreo) y la ICAO (Organización internacional de aviación civil); el código IMDG (código marítimo internacional de mercancías peligrosas); el reglamento RID (transporte de mercancías peligrosas) de la OTIF (Organización intergubernamental para los transportes internacionales por ferrocarril); la Ley canadiense de transporte de bienes peligrosos y el Código de conducta para la seguridad de las fuentes radioactivas de la IAEA (Agencia internacional de energía atómica).

  • La gestión de la higiene y la seguridad industrial, para soportar un ambiente sano de trabajo, donde las empresas puedan identificar, controlar y eliminar los peligros en el ambiente laboral. Dichas soluciones deben permitir que las empresas cumplan con reglamentos como la Agenda sobre el trabajo seguro 21, Capítulo 19, Programa B, de la ILO (Organización internacional del trabajo).

  • La seguridad en el trabajo, para garantizar la salud de los trabajadores, proteger los datos del personal y cumplir con los requisitos legales, donde las empresas puedan cumplir eficientemente con reglamentos como las directivas del derecho a saber de la ley OshA (ley de seguridad y salud ocupacional) y la Agenda sobre el trabajo seguro 21, Capítulo 19, Programa B de la ILO.

  • La gestión, de desechos, para simplificar, automatizar y supervisar los procesos de desecho de desperdicios en la empresa. Para ello, la integración con varios sistemas debe permitir que las empresas usuarias asignen costos a través de los centros de costos adecuados, mientras les permite cumplir con reglamentos tales como el Título 40 CFR; KrW/AbfG de Alemania; la ley de protección ambiental y el código de práctica del Reino Unido y la Convención de Basilea sobre la reducción de desechos peligrosos.

El registro de la ficha de datos de seguridad de los materiales es el segundo documento que más se produce en las instalaciones de fabricación de productos químicos (después de la factura, desde luego). La generación de este documento a nivel global conlleva una dificultad y un costo importantes, ya que las leyes relacionadas con las hojas de datos de seguridad de los materiales existen en cerca de sesenta países. Además, el documento debe existir en al menos cuarenta idiomas clave, cuyas traducciones deben ser autorizadas por expertos locales, con el fin de mantener la excelencia de la marca de la empresa. Un proveedor que proporciona un sistema que permite generar documentos reglamentarios globales es Atrion International.

Las empresas petroleras y de servicios comparten los mandatos en materia ambiental

Las empresas químicas y sus hermanas petroleras y de servicios deben cumplir con el Protocolo de Kyoto, la Ley para la limpieza del aire, la Directiva IPPC (prevención y control integrados de la contaminación) de la UE y otros reglamentos relacionados con los gases de efecto invernadero y otras emisiones. Además, el proceso de los permisos de aplicación y supervisión puede ser muy laborioso. Esto se debe a que las empresas deben supervisar y manejar los permisos de sus operaciones y sus emisiones para poder cumplir con los reglamentos, reducir los gases de invernadero y otras emisiones y garantizar la capacidad para realizar auditorías.

La parte positiva de todo esto es que una gestión eficaz del cumplimiento puede generar una ventaja competitiva. El potencial para generar ingresos que tienen los mercados emergentes de comercio de emisiones significa que las empresas pueden convertir el cumplimiento normativo en nuevos flujos de ingresos. Pero primero tienen que obtener varias herramientas que les permitan mitigar los riesgos, crear una relación de confianza con las autoridades competentes, reducir en gran parte el costo del cumplimiento a largo plazo y buscar nuevas oportunidades de negocios. Las herramientas de software que estén bien diseñadas pueden permitir que las empresas gocen de las ventajas financieras de los mercados de comercio de emisiones, ya que el software puede determinar y documentar los créditos de emisiones, y puede comunicarlos mediante plataformas de comercio de emisiones.

Esto nos lleva a la categoría de software empresarial para el manejo de salud y seguridad ambiental. Este tema involucra muchas soluciones de cumplimiento ambiental que tratan los reglamentos sobre protección de la salud y el medio ambiente, salud y seguridad ocupacional y esquemas de comercio de gases de efecto invernadero. Actualmente están surgiendo muchos retos de cumplimiento ambiental, pero en medio de esta situación, los fabricantes y los proveedores pretenden supervisar y mejorar de forma proactiva los productos y los procesos de cumplimiento con la salud y la seguridad ambiental. Las empresas deben manejar con eficacia sus negocios sin dejar de garantizar el cumplimiento con los procesos y los mandatos complejos de salud y seguridad ambiental, como las directivas RoHS y WEEE, el sistema IMDS (sistema internacional de datos sobre el material), la directiva de fin de vida de los vehículos, la ley de salud y seguridad en el trabajo, los permisos de comercio de emisiones y los reglamentos alrededor de los esquemas de comercio de emisiones.

Algunas de las ventajas de las herramientas de software de salud y seguridad ambiental son su capacidad para implementar procesos globales de salud y seguridad ambiental, adaptándolos al mismo tiempo a las prácticas que se llevan a cabo en circunstancias y regiones particulares. El aprovechamiento de dichas herramientas de software también puede ser una forma para asegurar que las sustancias peligrosas, los bienes peligrosos y los productos de desecho se manejan y rastrean con mayor seguridad. De igual importancia es que una empresa pueda lograr una gestión de la salud completa que sea la correcta para la salud y el bienestar de los empleados, asegure que cada producto cumple con los diferentes reglamentos y mejore la productividad de la fabricación mediante la alineación de los procesos con la satisfacción de los reglamentos ambientales para la gestión de las emisiones.

En la sexta parte de esta serie que trata la forma en que las distintas industrias enfrentan los problemas de cumplimiento normativo, se explorará el comercio global desde la perspectiva del aumento de requisitos legales y normativos. Ahora que las empresas se están dado cuenta de la importancia de tener un enfoque holístico que abarque toda la estructura jerárquica, el software de gobernabilidad, gestión de riesgo y cumplimiento (GRC) está surgiendo como una solución empresarial esencial.

Quinta parte de la serie Cumplirás con los reglamentos

 
comments powered by Disqus