Inicio
 > Informes e investigaciones > Blog de TEC > Rejuvenecer los sistemas legados: ¿bendición o m...

Rejuvenecer los sistemas legados: ¿bendición o maldición?

Escrito por: Predrag Jakovljevic
Publicado: septiembre 16 2005

Análisis de la situación

Todos los vendedores independientes de software (ISV) se encuentran “entre la espada y la pared” cuando se trata de atender las necesidades tanto de los clientes existentes como de los prospectos. Por un lado, los clientes existentes quieren mantener sus activos de tecnología de la información (TI) haciendo únicamente actualizaciones pequeñas y atractivas a sus aplicaciones, sin sufrir cambios tecnológicos importantes que interrumpan sus actividades. Por otro lado, para obtener clientes nuevos, cada ISV debe ser capaz de ofrecer las tecnologías más modernas que tienen muchas funcionalidades y pueden ser implementadas rápidamente. Para resolver este dilema, muchos de los principales vendedores se han aventurado a ofrecer una nueva generación de plataformas de desarrollo y plataformas de infraestructura mucho más completas, pensando más en la evolución que la revolución de los productos (consulte el artículo SOA-based Applications and Infrastructure—The Next Frontier?). En otras palabras, permiten que se realicen mejoras continuas a las funcionalidades de los productos, dejando que se creen extensiones personalizadas en lugar de arrancar el sistema actual y reemplazarlo con uno nuevo. Asimismo, integran otras aplicaciones y productos complementarios.

Este artículo habla de la situación general, haciendo referencia rápida a las plataformas de ciertos vendedores. Si desea obtener detalles acerca de cómo ciertos vendedores importantes están tratando este problema, busque los próximos artículos que hablarán de las aventuras de IBM, Intentia, Lawson Software, Infor Global Solutions, LANSA y otros vendedores.

Generalmente, los clientes que quieren mantener la plataforma de servidor IBM eServer iSeries (antes IBM AS/400), valoran su confiabilidad y la disponibilidad que le dan sus capacidades de agrupamiento, su estabilidad, su seguridad, su capacidad de graduación, la propuesta de valor con respecto a su precio y su desempeño y su facilidad de uso. Sin embargo, también quieren ver más allá de la interfaz de usuario (IU) tradicional por caracteres de texto, conocida también como la “pantalla verde” 5250, y tener una forma más moderna y flexible para usar su software, manteniendo la riqueza de funciones que les ofrece, pero aumentando su facilidad de integración con aplicaciones dispares, al menos para colaborar con otros socios.

Ahora que los sistemas de planificación de los recursos de la empresa (ERP) se están convirtiendo prácticamente en mercancía corriente, ha estado aumentando la demanda de funciones de ERP extendido complementarias o adicionales, como gestión de la cadena de suministro (SCM), gestión de las relaciones con los clientes (CRM) o gestión del ciclo de vida de los productos (PLM). Sin embargo, la mayoría de los proveedores de estos productos están desarrollándolos para los sistemas Microsoft Windows y UNIX/Linux, en lugar de hacerlo para iSeries, y los usuarios actuales de ERP iSeries generalmente no pueden usarlos sin aceptar una infraestructura más compleja y tener que adquirir más habilidades de TI.

Asimismo, el costo de hardware necesario para desplegar estos productos en iSeries puede ser mucho más alto que para las demás plataformas, ya que los productos necesitan modelos de iSeries de mejor desempeño. Por otro lado, durante años, muchos clientes de iSeries se han quejado de la falta de soporte que reciben de sus vendedores de ERP para la plataforma de su elección. Con frecuencia, los vendedores tardan varios años antes de introducir una versión de generador de programas de reportes (RPG) de ambiente de lenguaje integrado (ILE) para las versiones de ERP (RPG es un lenguaje de programación desarrollado por IBM a mediados de los sesenta, que se usa para desarrollar aplicaciones del negocio y, sobre todo, generar reportes a partir de los datos. La versión más reciente se sigue usando mucho en los sistemas iSeries). Como regla, las versiones de ERP siempre se embarcan antes para las plataformas UNIX y Windows. Algunos usuarios han cuestionando la devoción de sus vendedores a los clientes de iSeries, aunque estos clientes siguen representando una gran parte de la base total instalada de una empresa, que puede ser de varias miles de empresas.

Java sigue siendo un buen lenguaje para el desarrollo de soluciones tecnológicas de información y comunicaciones, ya que puede responder a las necesidades de los usuarios, y al mismo tiempo adaptarse al patrón de diseño aceptado por la industria de modelo-visualización-controlador. El marco JAWFLOW (Java Workflow Design) que describieron Ludo Dierckx y Wim Van Leuven en un artículo anterior publicado por TEC (consulte A New Development Framework on iSeries or i5/OS: Architecture), demuestra cómo una combinación de Java en el lado del cliente y un motor de lenguaje integrado para lógica del negocio y acceso a las bases de datos en el lado del servidor, puede proporcionar una interfaz gráfica de usuario (GUI) y abrir la posibilidad de una integración con software externo. Un buen ejemplo es la integración de las aplicaciones legadas en un ambiente nuevo tipo Windows. Esta habilidad permite, por ejemplo, modernizar paso a paso las aplicaciones del negocio.

Todos los marcos modernos para desarrollo de software son, en esencia, una arquitectura de niveles múltiples que consta de una lógica del negocio, una lógica de presentación y una lógica del controlador. La lógica del negocio se encarga de la gestión de las bases de datos y las transacciones que las acompañan; la lógica de presentación se usa para presentar datos al usuario mediante una interfaz intuitiva y el controlador interactivo organiza el flujo entre los sistemas de ventanilla y de oficina de gestión. Para dar un ejemplo concreto, el extremo frontal es un cliente gráfico que se apega a Java 2 Enterprise Edition (J2EE), que sólo puede funcionar en una estación de trabajo estándar o una terminal thin-client, mientras que el trasero es un ILE en la plataforma iSeries.

Recomendaciones generales para los usuarios

La tecnología por sí misma no tiene un impacto sobre la rentabilidad. Para hacerlo, tiene que ser capaz de preparar el terreno para prácticas del negocio más inteligentes. Pero, la tecnología siempre puede ser útil para implementar procesos nuevos e infundir estructura y consistencia. Además, algunas soluciones también pueden habilitar prácticas nuevas, como colaboración en el diseño, creación de perfiles de las tendencias de la base de clientes, supervisión de los problemas y la visibilidad de la cadena de suministro, entre otras cosas, que se pueden hacer de formas nuevas y traer un valor nuevo. Sin embargo, el software viejo no muere, y mientras satisfaga las necesidades del negocio, la tecnología no será el elemento que provoque un cambio. De cualquier forma, en caso de que el software no satisfaga las necesidades que son importantes para el negocio –como proporcionar visibilidad de la demanda y del inventario o supervisión de los problemas por Internet- es el momento de mejorar o reemplazar los sistemas viejos. Algunas veces, el funcionamiento de la tecnología vieja puede encarecerse, y eso puede provocar que se adopte una estrategia de reemplazo, pero no sucede con mucha frecuencia.

Es posible que los usuarios de plataformas que están envejeciendo y los ISV se abstengan de modernizarlas debido a la incertidumbre de las ventajas que ello puede representar. Sin embargo, de acuerdo a un estudio que realizó hace poco Andrews Consulting Group (http://www.andrewscg.com) entre varios ISV y empresas de usuarios que tienen iSeries, dichas empresas estarían perdiendo de oportunidades para realizar mejoras importantes.

Por ejemplo, la modernización de las aplicaciones iSeries puede permitir a las empresas de usuarios reducir sus gastos del negocio y mejorar el flujo en colaboración de información entre los clientes, los socios comerciales y los empleados, gracias a una mejor integración entre los sistemas principales del negocio y las aplicaciones periféricas. Asimismo, puede crear una mayor aceptación por parte de los usuarios de las interfaces gráficas nuevas, un aumento en la funcionalidad de los usuarios gracias a las posibilidades nuevas que crea la interfaz gráfica de usuario, un potencial de reducción de los costos de capacitación y soporte, un desarrollo más flexible, una mayor facilidad para contratar desarrolladores nuevos, etc. Por otro lado, los vendedores pueden atraer más clientes prospecto, ganar más oportunidades de negocios y mejorar su postura competitiva y su percepción en el mercado.

Una vez más, cada despliegue de tecnología debe tratar de mejorar el negocio. Muchas tecnologías pueden traer un valor importante al mundo de los datos técnicos, pero deben justificarse mediante la mejoras a la gestión del negocio. Aún la mejor solución no puede sustituir la certeza de que existe una iniciativa eficaz para el negocio (un caso) que pueda guiar la aplicación de la tecnología. Cada versión nueva y cada conjunto de capacidades implica una decisión para el negocio, que no tiene que ser una cuestión de “sí o no”, sino de “cuándo” y “cómo”. La decisión debe sopesar el valor contra el costo, y si el valor no es mucho mayor que el costo, generalmente los usuarios pospondrán la decisión hasta que la versión de seguimiento esté disponible, llevándolos a tomar otra decisión con respecto al valor y el costo.

Sopesar el valor contra el costo: el retorno de la inversión

Recientemente, las empresas han empezado a analizar la viabilidad de las inversiones en TI de forma cuantificada, en lugar de realizar estudios de viabilidad, que toman en cuenta si la implementación de un sistema es posible, pero no si tiene un sentido viable para el negocio. El concepto del retorno de la inversión no es nuevo y es bastante directo – es la proporción de las ventajas de un proyecto y la iniciativa o la compra, comparada con los costos y la inversión relacionados (consulte el artículo Whose ROI is it Anyway?).

Calcular el retorno de la inversión puede ser fácil, pero decidir qué cifras usar para realizar dicho cálculo puede ser complicado, ya que existen ventajas tangibles (como aumento en la satisfacción de las órdenes, disminución del tiempo de entrega, mano de obra y gastos generales) e intangibles o no cuantificables (como la satisfacción de los empleados, procesos más uniformes, etc.). El mayor reto es asegurarse de que los usuarios comprenden el alcance y la dinámica del proyecto, el programa o la iniciativa. El aprovechamiento de la tecnología es un camino largo que implica mucho tiempo y compromiso, sobre todo en cuanto a planificación y dedicación. Trata con los sistemas, los departamentos y los individuos, y trae un cambio obligatorio (doloroso) general. Así, es importante priorizar los requisitos de modernización y trabajar, de forma incremental, en aquéllos que traerán el pago más.

Las empresas que estén buscando soluciones nuevas, deben tomar en cuenta a los vendedores que han reescrito sus productos en un marco nuevo o que están adoptando los enfoques nuevos que se acaban de describir. ¿Los usuarios pueden abandonar su infraestructura actual y pasar a una solución por lenguaje de marcas de desarrollo rápido (RDML) por patrones y por modelos u otra solución de vanguardia? En teoría, sí, pero puede no ser práctico para la mayoría de las empresas, ya que el mundo de las TI es una mezcla de aplicaciones, tecnologías, etc. Por ello, las empresas que están buscando reemplazar su cartera actual de aplicaciones deben recurrir primero a sus vendedores. Sin embargo, también deben explorar otros proveedores y la posibilidad de crear aplicaciones compuestas como un enfoque alterno.

Si los vendedores involucrados no satisfacen la necesidad, los vendedores cuyas soluciones tienen funciones fuertes y son capaces de participar en aplicaciones compuestas deben salir beneficiados. La solución compuesta ideal debe ser capaz de integrar los procesos del negocio, integrar las aplicaciones y los datos y proporcionar funciones adicionales para “llenar los vacíos” y producir una aplicación compuesta y coherente que garantice una integridad del contexto y las transacciones en todos los procesos de la empresa, incluyendo el proceso manual, una hoja de cálculo o alguna otra solución que evite que el proceso del negocio sea completamente automatizado por las aplicaciones.

Los clientes actuales y prospecto que se inclinen por productos empresariales basados en iSeries sólo deben escoger vendedores que tengan estrategias de plataformas múltiples y capacidades de integración y migración. Los usuarios prácticos de aplicaciones empresariales basadas en iSeries deben usar herramientas de desarrollo entre plataformas (por ejemplo, Java o ciertos ambientes de lenguaje de nivel más alto) en lugar de RPG para expandir o modificar sus productos de forma interna. A pesar de que los usuarios prefieren tratar con un solo vendedor directo, el software por componentes, las normas de interoperación y la tecnología por Internet llevarán a menos proyectos de gran escala y a flujos constantes de proyectos más pequeños, siempre con un razonamiento de retorno de la inversión tangible.

Cuestiones de integración

La facilidad de integración con las aplicaciones externas se ha convertido en un elemento de venta clave para los vendedores de ERP y otros, ya que muchos de ellos afirman proporcionar conectores a o desde sus sistemas, o permitir las herramientas de desarrollo de integración. Sin embargo, los usuarios deben hacer las preguntas siguientes a los proveedores de aplicaciones empresariales potenciales:

  • ¿Qué normas de interoperación de la industria soporta? (por ejemplo, Open Applications Group Integration Specifications [OAGIS], lenguaje extensible de marcas [XML], etc.)

  • ¿Proporciona una interfaz flexible por mensajes o una integración rígida por código?

  • ¿Proporciona interfaces básicas de operación por lote o conexiones dobles interactivas, más avanzadas y en tiempo real entre las aplicaciones?

El modelo de desarrollo por normas debe garantizar una gran flexibilidad en el futuro. Las empresas que se consideren líderes tecnológicos deben pensar en enfoques nuevos para ganar ventajas a largo plazo con esta decisión, aunque todas las empresas deben empezar a conocer los protocolos nuevos, las normas y las tecnologías para entender las ventajas subyacentes de los servicios por red, y para alejarse del pensamiento centrado en el software que caracteriza la perspectiva cliente/servidor.

Estas son buenas noticias para los clientes que muchos vendedores tienen actualmente, sobre todo las grandes empresas que deben integrar sus aplicaciones internas con las aplicaciones de otros vendedores, o que deben intercambiar información con sus socios comerciales, quienes no necesariamente están en la lista de “sospechosos comunes”. De cualquier forma, aunque los planes futuros para la tecnología nueva pueden ser impresionantes, el mercado ha sido testigo del largo camino que existe entre la visión y la ejecución, no obstante la gran cantidad de recursos que tienen IBM, Infor o Lawson.

Sin embargo, la arquitectura no beneficiará a los clientes antes de que los productos creados en ella empiecen a aparecer en masa. Por lo tanto, los clientes actuales y potenciales que tengan requisitos de integración apremiantes no deben dejar sus estrategias de inversión en TI a corto plazo. También deben pensar en las alternativas de integración de las aplicaciones empresariales (EAI) externa, sobre todo si una gran empresa busca crear normas de middleware de integración en toda la empresa y a largo plazo. Asimismo, los usuarios deben cuestionar la forma en que sus vendedores satisfacen sus estrategias, y deben estar conscientes de que la migración de sistemas antiguos o su integración con otro software seguirá siendo un proceso doloroso durante algún tiempo.

 
comments powered by Disqus