Inicio
 > Informes e investigaciones > Blog de TEC > Una jugada arriesgada en el mercado de gestión d...

Una jugada arriesgada en el mercado de gestión de la cadena de suministro

Escrito por: Dylan Persaud
Publicado: noviembre 10 2006

Para aumentar su participación en el mercado, los proveedores de software empresarial se están expandiendo y ofrecen más servicios a los clientes. Por un lado, los proveedores de sistemas de planificación de los recursos empresariales (ERP) están engordando sus series de productos con funcionalidades como sistemas de gestión de almacenes (WMS) y sistemas de gestión de transporte (TMS); por otro lado, los proveedores de gestión de la cadena de suministro (SCM) están incluyendo funciones de business intelligence (BI) o gestión de las relaciones con los proveedores (SRM) en sus aplicaciones. Por consiguiente, el mercado de la tecnología de la información (TI) está siendo testigo de una convergencia de funciones entre los sistemas ERP y SCM.

Los proveedores de ERP, que buscan penetrar el espacio de la cadena de suministro, están incorporando a sus series de productos funciones adicionales como gestión del ciclo de vida de los productos (PLM), SRM, planeación avanzada, WMS, TMS, gestión de los eventos y el desempeño, mano de obra, codificación, gestión del parque e identificación por radio frecuencia (RFID). Estos vendedores han expandido su modelo del negocio y están consumiendo una valiosa participación en el mercado de ejecución de la cadena de suministro (SCE), siempre de acuerdo a la demanda del mercado, ya que ahora se espera que las empresas cuenten con un sistema que sea capaz de tratar todas las necesidades de manera conjunta.

Este artículo evalúa la forma en que los proveedores de cadena de suministro están empujando hacia arriba para participar en el mercado de ERP, y cómo ERP está ejerciendo presión hacia abajo para entrar en el espacio de la cadena de suministro. Asimismo, examina el impacto general que tiene todo este movimiento en el mercado.

El empuje hacia abajo de los proveedores de ERP

Los proveedores de ERP están expandiendo su participación en el mercado a costa de los proveedores de SCM. Las soluciones ERP comprenden una amplia gama de funciones, que incluyen la mayoría de los procesos del negocio de una empresa. Los productos ERP actuales ofrecen de forma estándar módulos tradicionales, tales como contabilidad, BI, gestión de las relaciones con los clientes (CRM), planeación y programación avanzada, fabricación, almacenamiento y embarque.

En general, la mayor parte de las funciones de ERP tiene más fuerza dentro de cierta función de la empresa (como puede ser finanzas), y adapta su infraestructura a las demás funciones. Dicha infraestructura de ERP incorpora otras funciones del negocio dentro de la misma plataforma sin que sea necesario contar con una interfaz adicional entre cada operación. Si bien el software ERP abarca muchos módulos, su funcionalidad dentro de un módulo en particular puede variar muchísimo y es posible que no incorpore el nivel correcto de detalles para cierta función, como puede ser un producto fabricado por ingeniería bajo pedido.

Muchas empresas han optado por implementar el mejor software SCE encima de su sistema ERP actual, con el fin de tratar las deficiencias de la funcionalidad para la cadena de suministro. Indigo Books & Music es un ejemplo de una empresa que necesitaba funciones adicionales en su almacén. Indigo implementó SAP en toda la empresa y después se vio obligada a instalar un WMS (HighJump) adicional que tratar sus necesidades de almacenamiento. Muchas otras empresas han tenido que hacer lo mismo, como Nike, Daydots y 99 Cents Only Stores.

Existen empresas, como Catalyst, HighJump, Manhattan Associates y RedPrairie, que han logrado establecer una interfaz con SAP; de hecho, este último aprobó a Catalyst por su interfaz entre WMS y ERP. En términos generales, las funciones de SCM que se han incorporado a los productos ERP son má detalladas y estables desde el punto de vista de la plataforma y la funcionalidad.

Este nuevo nivel de funcionalidad incorporada a ERP puede ser el factor necesario para manejar la necesidad creciente que hay de contar con información en tiempo real y precisión. Los proveedores de primer nivel, que están conscientes de que sus soluciones carecían de funciones detalladas para la cadena de suministro, han invertido muchísimos recursos en investigación y desarrollo, con el propósito de solucionar estas deficiencias. Por ejemplo, SAP ha aumentado de forma drástica la funcionalidad de su oferta WMS.

La figura 1 muestra la mayoría de las funciones tradicionales contenidas en la mayor parte de los sistemas ERP y SCM.

FUNCIONALIDAD ERP TRADICIONAL FUNCIONALIDAD SCM TRADICIONAL
Intercambio electrónico de datos  
Gestión de las relaciones con los proveedores  
Gestión de las relaciones con los clientes Gestión de almacén
Business intelligence Optimización de la codificación
Finanzas Gestión de la mano de obra
Planeación avanzada de la demanda Gestión del parque
Planeación financiera y de los artículos Gestión del transporte
Planeación de catálogos Gestión de los transportistas
Planeación web Identificación por radio frecuencia
Planeación de promociones Sistemas de búsqueda automatizada
Pronósticos de la demanda Sistemas de ejecución de la fabricación
Pronósticos de las promociones Gestión del ciclo de vida de los productos
Reabastecimiento Gestión de eventos
Comercio electrónico  
Fabricación  
Gestión del desempeño empresarial  
Punto de venta  
Recursos humanos  
Aprovisionamiento  

Figura 1

La parte izquierda de la tabla muestra los módulos tradicionales de ERP, mientras que la derecha contiene las funciones SCM típicas. Cada módulo contiene módulos secundarios, como la planeación avanzada de la demanda (marcada en gris). Únicamente en gestión de la demanda se incorporaron varios elementos que no estaban incluidos en versiones anteriores de ERP. De la misma forma, el software SCM contiene ahora módulos como BI, fabricación y SRM que forman parte del software SCE.

El empuje hacia arriba de SCM

Anteriormente, los proveedores de cadena de suministro sólo ofrecían un producto que trataba una parte o una función de la cadena de suministro. Sin embargo, ciertos requisitos del negocio se han convertido en la norma, como la colaboración con los proveedores, los cambios al flujo de trabajo, la gestión de eventos, la gestión del desempeño, PLM, los requisitos de mano de obra, el análisis de los indicadores clave del desempeño (KPI), el inventario en tiempo real, los sistemas de ejecución de la fabricación, WMS, los requisitos de transporte, la planeación y programación avanzada y la colaboración entre socios y proveedores. Los proveedores de SCM que sienten las presiones del mercado han empezado a tratar sus deficiencias y ahora incluyen más módulos de tipo ERP con el fin de expandir sus soluciones.

Tradicionalmente, la estrategia del software SCM ha sido abarcar todo lo que sucede entre las cuatro paredes del almacén. Pero al agregar módulos ERP, pretende ligar toda la cadena de suministro con sus aspectos de colaboración. Los socios comerciales (y ahora las empresas de logística) están trabajando con los fabricantes para unir sus servicios, productos y experiencias con los clientes. La gestión de la demanda y la gestión de las relaciones con los proveedores son partes intrínsecas de SCE, y proveedores de primer nivel como HighJump, RedPrairie y Manhattan Associates han incluido iteraciones muy detalladas de este módulo.

Uno de los requisitos es contar con información detallada, por lo que la mayoría de los proveedores de WMS de primer nivel, y hasta los proveedores más pequeños (ASI, Radio Beacon, RF Pathways y Scancode) del ámbito de SCM, han agregado y desarrollado funciones nuevas que les permitan competir con este cambio en el modelo del negocio.

Por ejemplo, HighJump ha evolucionado para adaptarse a este cambio de estrategia y tecnología. Su oferta inicial era un WMS de primera calidad, que compite con Manhattan y RedPrairie. Ahora, los tres proveedores ofrecen una serie completa de productos SCE (consulte la figura 2).

Planeación de la cadena de suministro Manhattan Associates HighJump RedPrairie
       
Planeación avanzada x x x
Planeación financiera y de artículos x x x
Planeación de catálogos x x x
Planeación web x x x
Planeación de promociones x x x
Pronósticos de la demanda x x x
Pronósticos de las promociones x x x
Reabastecimiento x x x
Inventario manejado por los proveedores x x x
       
Ejecución de la cadena de suministro      
Gestión de órdenes distribuidas x   x  
Gestión de almacén x   x  
Optimización de la codificación x   x  
Gestión de la mano de obra x   x  
Gestión del parque x   x  
Gestión del transporte x   x  
Gestión de los transportistas x   x  
Gestión de los socios comerciales x   x  
Gestión de logística inversa x   x  
Identificación por radio frecuencia x   x  
       
Business Intelligence      
Gestión del desempeño x   x  
Analítica x   x  
Gestión de eventos x   x  
Reportes x   x  

Figura 2

La figura 2 muestra los módulos que han agregado (marcados en gris) los proveedores de primer nivel (algunos proveedores de segundo nivel también lo han hecho). Hace algunos años, estas adiciones no formaban parte del panorama de la cadena de suministro. Tradicionalmente no se incluían módulos como planeación avanzada, pronósticos, gestión de los socios comerciales, BI, y en algunos casos PLM, en el software SCE. La llegada de dichos módulos permitió que las empresas manejen toda su cadena de suministro (y cualquier evento dentro de ella) hasta el nivel de los minutos.

La mayoría de los módulos -probablemente todos- que ofrecen los proveedores de SCM pueden integrarse entre sí o usarse como aplicaciones independientes. Esto produce mucha flexibilidad, ya que permite que los clientes seleccionen la función exacta que necesitan.

El impacto de los proveedores de primero y segundo nivel

No debemos olvidar el importante papel que juegan los vendedores de primero y segundo nivel. Los proveedores de WMS de niveles más bajos se están adaptando a este nuevo modelo y están empezando a usurpar el gran mercado de la cadena de suministro. Los proveedores de segundo nivel se han adaptado aumentando su propia funcionalidad y permitiendo, en la mayoría de los casos, implementar sus sistemas con mayor rapidez que un proveedor de primer nivel.

Los proveedores de segundo nivel han agregado funciones, tales como interfaces web frontales y un ambiente más fácil de usar que permite consolidar y comparar datos (a diferencia de lo que ofrecen los proveedores de primer nivel). Algunos de los atractivos para el consumidor de WMS del mercado de segundo nivel son un ciclo de implementación más corto y un precio más abordable.

Los proveedores de segundo y tercer nivel de WMS también pueden ofrecer soluciones de primera calidad, aunque es posible que tengan menores alcances. Dichas soluciones pueden carecer de funciones más finas, tales como codificación y programación de las plataformas.

En general, los proveedores de niveles más bajos tienen una ventaja competitiva en su ciclo de desarrollo. Una de esas áreas es la habilitación web, que puede adoptar varias formas, desde una interfaz gráfica de usuario (GUI) por navegador en una terminal de la empresa, hasta dispositivos portátiles que permitan que el personal de ventas coloque pedidos mientras está fuera de la oficina, que se capturen firmas o que los clientes interactúen con la tienda desde sus hogares. Cuando es necesario realizar una modificación o una actualización, los proveedores de segundo nivel generalmente pueden desarrollar, probar y establecer una interfaz con la nueva modificación más rápidamente que un proveedor de primer nivel. Normalmente es posible procesar rápidamente el desarrollo sin tener que pasar por todo el papeleo (como sucede con las empresas grandes). El tiempo de implementación es menor, ya que no es necesario que el almacén cierre completamente para actualizar o aplicar un cambio a su sistema. El resultado es un costo por gastos generales más reducido, donde los ahorros se transmiten al consumidor de la cadena de suministro.

Los proveedores de segundo nivel han aumentado su funcionalidad escribiendo enlaces e interfaces a paquetes como SAP, Oracle, Microsoft Great Plains y Navision, los productos Sage MAS 90/200/500, QuickBook Financials de Intuit, etc. Esto vuelve a los proveedores de segundo nivel más flexibles, ya que son compatibles con una cantidad mayor de soluciones. Algunos hasta cuentan con la certificación como interfaces legítimas a SAP Business One (RF Pathways es un ejemplo). Estas nuevas oportunidades que tienen los proveedores de segundo nivel en el mercado están haciendo que se erosione el espacio que antes pertenecía a los proveedores de primer nivel. Las empresas se están dando cuenta de que si hay un proveedor de segundo nivel de WMS capaz de tratar todas sus necesidades, no es necesario adquirir una solución de primer nivel más costosa.

Con la introducción de los productos restringidos para el mercado de las pequeñas y medianas empresas (PYME) de SAP Business One y Oracle, los proveedores de segundo nivel vieron otra oportunidad de integración que les permitirá adquirir una participación en un mercado que antes era inalcanzable. Ahora, los proveedores de segundo nivel de SCM pueden acercarse a empresas grandes con una funcionalidad más amplia y ofrecer precios más bajos a aquellos consumidores que no habían considerado una solución pequeña.

Los proveedores de primer nivel han empezado a darse cuenta del potencial de crecimiento que tiene el espacio de las PYME, y se están enfocando en lo que tradicionalmente era un mercado de segundo nivel, ofreciendo versiones de sus productos a precios más bajos y funciones restringidas de paquetes como Warehouse Advantage Select de HighJump. Esta tendencia parece estar aumentando entre los proveedores de primer nivel. Por otro lado, un proveedor de segundo nivel aceptaría que lo asociaran con los grandes paquetes ERP, porque podría aumentar su visibilidad.

El gasto en ERP ha disminuido entre las empresas principales, por lo tanto, los proveedores grandes quieren aumentar su valor resolviendo los problemas del negocio más complejos que enfrentan las empresas. Algunas de las áreas en donde los proveedores de SCM y ERP pueden ofrecer un valor agregado es la integración avanzada y la capacidad para manejar flujos de trabajo extremadamente complejos, que algunos proveedores de segundo nivel no pueden tratar. Este es un requisito obligatorio, ya que las empresas están dedicando tiempo a examinar sus cadenas de suministro para determinar si pueden mejorar sus resultados netos.

El mercado de la cadena de suministro está avanzando hacia un nivel más detallado de cada módulo. Existen cada vez más empresas que se especializan en un subconjunto de un módulo. Por ejemplo, Valogix y Maple Lake ofrecen una solución para planeación de inventario, planeación de la mercancía, planeación de la demanda, programación, pronósticos, etc. Dichas soluciones pueden funcionar de forma autónoma o integrarse con otros paquetes de primera calidad, en general dentro de una aplicación ERP o una solución SCM más grande. La demanda por dichos requisitos específicos está aumentando debido a que las empresas se dan cuenta de que sólo necesitan una parte de la solución para cadena de suministro (erosionando aún más el mercado para todas las soluciones SCM). Si una empresa decide que puede usar únicamente una funcion en particular, como planeación de la demanda, o un producto especializado que trate un nicho de la cadena de suministro, es posible que los proveedores de segundo nivel pierdan la oportunidad, y esto puede erosionar más el mercado de soluciones SCM extensas. Esto también crearía confusión con respecto a dónde acomodar a todos estos proveedores y a qué parte del botín pueden obtener.

Conclusión

Cada espacio tiene un número limitado de clientes, lo que indica que el mercado se está erosionando. Las empresas del nicho están formando su propia demanda creciente y SCM está empujando hacia arriba mientras que ERP lo hace hacia abajo. ¿Qué vendedores saldrán victoriosos?

Los clientes se enfrentan a muchas idiosincrasias que no existían hace algunos años y muchas empresas quieren llegar a ese punto óptimo en el que puedan evaluar sus requisitos con precisión, evitar toda la exageración de mercadotecnia, considerar la integración y seleccionar el producto adecuado que les ayude a maximizar su eficacia. La coincidencia de módulos entre las soluciones SCM y ERP ha creado una mayor confusión en el mercado.

La solución final ofrecerá toda la funcionalidad requerida. En un mundo ideal, la mejor solución abarcaría la funcionalidad de ERP con ciertas capacidades de SCE, hasta los detalles más pequeños. Esto eliminaría la necesidad de tener sistemas diferentes.

Parece que los proveedores de SCM han logrado la expansión hacia arriba, hacia el mercado de ERP -especialmente al compararlos con la forma en que los proveedores de ERP han manejado su penetración en el mercado de la cadena de suministro. Los proveedores de SCM han incorporado módulos de tipo ERP, que ofrecen hasta de forma independiente si es necesario.

No obstante la solución que seleccione una empresa – una solución SCE de primera calidad, una aplicación ERP o una solución de ese nicho del mercado-, debe tomar en cuenta sus requisitos futuros y la posibilidad de contar con operaciones globales. Una buena solución le proporcionará una integración simple y uniforme a su sistema actual y le dará una funcionalidad adicional sin interrumpir las operaciones actuales del negocio.

 
comments powered by Disqus

Búsquedas recientes:
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Others