Una solución completamente integrada para resolver los problemas de la empresa




Una solución completamente integrada para la planta

En la superficie, parece que no hay muchos elementos que distingan a IQMS (http://www.iqms.com), una empresa privada pequeña y discreta, de las demás empresas de aplicaciones empresariales del extremo inferior del mercado que compiten con ella. Su presencia global, sus ingresos anuales, su perfil y hasta sus productos pueden tener características afines, hasta similares a las de sus competidores. Sin embargo, esta empresa de Paso Robles, California tiene otras características notables, además de su objetivo de atacar el nicho del mercado de la fabricación repetitiva. En particular, IQMS se distingue porque ofrece aplicaciones y servicios que normalmente ofrecen otros vendedores más grandes del primer nivel y que con frecuencia van más allá. De forma concreta, el producto es tan completo que no necesita productos proporcionados por terceros (excepto por algunas facilidades de creación de reportes). Sus características nativas van más allá de las capacidades de gestión de las relaciones con los clientes (CRM) o recursos humanos/nómina que normalmente se encuentran en otros productos, pero sólo como soluciones externas, que son configuraciones estándar incrustadas que no dan información a los clientes acerca del origen de los módulos.

Tercera parte de la serie IQMS prospera dando inteligencia a las empresas

¿Entonces cuántos vendedores de ERP, incluyendo los más grandes, tienen sistemas completos de gestión de la calidad, intercambio electrónico de datos (EDI) y supervisión de la producción en tiempo real construida de forma nativa? Bien, casi ninguno cuando se trata de integrar ERP y los sistemas de ejecución de la fabricación (MES). De acuerdo a la Manufacturing Enterprise Systems Association (MESA International), MES es un sistema que usa datos actuales y precisos, disparadores y reportes en las actividades de la planta a medida que ocurren los eventos. Desde los sistemas electrónicos de gestión de la producción hasta la introducción de datos del taller, un sistema MES administra las operaciones que van desde la salida del punto de orden hasta la fabricación y desde la entrega en el punto de producto hasta bienes terminados. La posibilidad para integrar y proporcionar todos los elementos de una solución completa de fabricación, al menos de una misma fuente, si no como plataforma única de cómputo, siempre ha resultado tentadora y potencialmente lucrativa. Sin embargo, nunca ha sido ofrecida, ni siquiera por el antes poderoso Invensys. La empresa que alojó a Baan, Marcam, Avantis y Wonderware, con sus respectivos productos ERP y MES bajo un mismo techo, nunca ofreció el software junto (consulte The Name and Ownership Change Roulette Wheel for Marcam Stops at SSA Global—Part Three: Last-Ditch Effort by Invensys). Si desea obtener más información acerca de lo que la integración representa para los fabricantes, consulte El nirvana de los fabricantes: información recurrible en tiempo real.

Así, es posible que IQMS sea una empresa única, no sólo en el campo del mercado medio, sino en todo ERP. Al proporcionar el poderoso módulo IQ RealTime Production Monitoring, asegura la eficacia de la planta porque identifica el mal desempeño de la maquinaria antes de que surjan los problemas. El módulo proporciona seguimiento automático de la producción conectando el hardware directamente a la maquinaria de producción. Se puede crear una pantalla especial de tacto para los usuarios del taller, que ayuda a simplificar la introducción de datos y que proporciona un flujo de datos en tiempo real desde y hasta el taller. Así, reúne la información de producción y de ERP y usa pantallas de colores para informar tanto al personal de oficinas como al de la planta acerca de lo que realmente sucede en el taller. Por ejemplo, una pantalla amarilla indicaría que una máquina no está funcionando, mientras que una verde indicaría que está en producción.

Algunos ejemplos de la información introducida en tiempo real pueden ser los tiempos del ciclo, la eficacia de la maquinaria y el porcentaje de desperdicio. El operador de la máquina puede introducir la producción que se realiza a tiempo, realizar la deducción posterior de la materia prima, imprimir etiquetas, cambiar la cavitación como sea necesario y sobre la marcha, asignar mano de obra, registrar los rechazos mediante códigos definidos por el usuario, introducir el tiempo muerto mediante códigos definidos por el usuario y visualizar los documentos internos o externos. Con este último ejemplo, es posible ver la producción de las piezas, el control de la preparación, la preparación del material, el control de la calidad y el rendimiento general de la planta, entre otros. Toda esta información aumenta la integridad de los datos y reduce los costos de las transacciones, ya que el acceso completo a la funcionalidad de ERP actualiza automáticamente el programa de producción y genera reportes de producción. Sin dicho módulo, reunir la información real de producción resulta tardado, tedioso y altamente subjetivo. Con frecuencia se retrasa la conciliación de los datos reales del taller con los datos planeados en ERP y puede tomar días, hasta semanas, produciendo información que no es recurrible.

Esta es la primera de seis partes que conforman esta nota.

La primera parte presentó los antecedentes de la empresa.

La segunda parte abrió el tema del impacto en el mercado.

La cuarta parte revisará la Single Database Solution de IQMS y la gestión de la calidad.

La quinta parte cubrirá EDI integrado y varias utilidades.

La sexta parte presentará retos y dará recomendaciones a los usuarios.

Las posibles ventajas

La integración intrínseca con ERP y el taller y la reunión de la información en tiempo casi real tienen varias ventajas posibles. En primer lugar, un sistema como este puede transferir muchas funciones de introducción de datos que normalmente se realizan en la oficina y se envían directamente al taller de fabricación. Así, el personal de material puede, por ejemplo, realizar la transacción en línea de la salida de resina de y hacia las máquinas en lugar de enviar los documentos de transferencia del material a la oficina, evitando los retrasos. Además, el material puede clasificarse para pulverización inmediatamente dentro del sistema, dando a planificación de la producción un inventario en tiempo real acerca del estado de la resina.

También es posible actualizar automáticamente los conteos de producción con el sistema IQ RealTime Monitoring y pueden ser verificados por los operadores de las máquinas, quienes pueden dar a los supervisores retroalimentación constante acerca del desempeño en sus turnos. Los reportes de producción para los trabajos terminados pueden ser generados y analizados el día siguiente a que se termina la producción. En el pasado, este proceso normalmente retrasaba la producción durante algunas semanas.

Todo esto debe ayudar a que el taller de producción y los departamentos de finanzas y planificación trabajen juntos en lugar de intercambiar documentos antiguos. A su vez, esto podría promover pláticas acerca de la forma para mejorar las operaciones de forma interna. Ambos equipos podrán comunicarse de forma más abierta e informar al personal de oficina cuando las máquinas no estén trabajando o cuando la producción no alcance el objetivo durante un turno específico.

El sistema ofrece capacidades de reloj marcador por pantalla de tacto para introducir la mano de obra y automatizar las hojas de tiempo. Por cierto, el módulo opcional IQ Time & Attendance es un amplio sistema de reloj marcador que implementan normalmente los competidores de ERP, asociándose casi siempre con empresas como Kronos. También minimiza el tiempo necesario para la introducción de los datos de mano de obra.

El producto genera hojas de tiempo para nómina o archivos de salida para los sistemas de nómina externos (ya que la integración nativa con el módulo IQ Payroll sólo está disponible en los Estados Unidos). También genera información más precisa sobre la asignación de costos al trabajo, permitiendo dar seguimiento de la mano de obra en ciertas tareas. El módulo proporciona enlaces a los reportes de mano de obra para los reportes de producción o la asignación de costos en los módulos JobShopIQ, IQ Project manager o IQ Preventive Maintenance, como sea necesario. IQ Time & Attendance también soporta la programación visual de los turnos y de varios dispositivos para el login, como el teclado, los lectores por “barrido” y los escáneres biométricos.

Todo esto ilustra los primeros grandes pasos hacia el nirvana de los fabricantes, en donde cada lote es un lote extraordinario. Al menos, es posible eliminar las producciones terribles y elevar la calificación de cada producción, permitiendo así tener una ganancia financiera importante (para mayores detalles consulte Process Manufacturers—Great Batch, Every Batch).

Un sistema rentable de gestión del almacén

El módulo IQ Warehouse Management System (WMS) funciona de acuerdo a los mismos principios y soporta los escáneres portátiles, los asistentes personales digitales (PDA) y la tecnología de radio frecuencia (RF). Por consiguiente, mejora la comunicación del taller de la planta y reduce el costo de la reunión de datos del inventario. Esto se hace mientras se busca realizar las actualizaciones en línea en tiempo casi real (aunque este tipo de funcionalidad es proporcionado normalmente por muchos productos homólogos, como Made2Manage). El módulo maneja muchas transacciones de inventario, como recepciones, ajustes manuales, inventario físico, introducción de la producción o deducción posterior de los materiales, boletos de surtido, remisiones, etc. También proporciona acceso a la información desde IQ RealTime Production Monitoring, como trabajos de preparación, producción reportada, etiquetas impresas o códigos de tiempo muerto reportado. Para los proveedores automotrices, otra industria de interés para IQMS, la solución tiene un sistema de etiquetaje del inventario en serie que también cumple con el Automotive Industry Action Group (AIAG).

Aunque estos módulos opcionales requieren más licencias de usuario para el taller y hardware, con frecuencia representan una solución rentable de supervisión de la producción, que permite acceder a la información casi desde cualquier parte. Así, las unidades de interfaz con las máquinas (MIU) se montan directamente en el panel de control de cada máquina para introducir y transferir la información del ciclo de dicha máquina a la unidad de supervisión de las máquinas (MMU). Los datos de cada máquina se reúnen mediante RealTime Box y se envían de regreso a la base de datos Oracle mediante una estación de trabajo IQ RealTime (un servidor Microsoft Windows dedicado). Cada MMU tiene capacidad para sesenta y cuatro máquinas.

La interfaz de programación de aplicaciones (API) IQ Gate sirve para los talleres de plásticos que requieren una supervisión más compleja de los moldes, el formado, la extrusión y el ensamble. Se trata de un portal a la solución equivalente de Mattec Corporation, uno de los principales productos de supervisión de procesos de la industria. Algunos ejemplos de la información que se transfiere a Mattec son los programas de producción o la información de las órdenes de trabajo, los datos de los artículos y los datos de las nomenclaturas. Sin embargo, EnterpriseIQ introduce los datos de producción desde Mattec, como la información del ciclo, los intervalos de tiempo muerto y la información del desperdicio. La API establece una referencia cruzada o un mapa del desperdicio y los códigos de tiempo muerto entre EnterpriseIQ y Mattec. Los datos se transfieren automáticamente mediante el sistema de notificaciones IQ Alert y en los usuarios que defina el mismo usuario para intercambio de datos.

El papel que desempeña esta API nos da un indicio de lo que se necesita para establecer una interfaz entre dos sistemas dispares y lograr que se comuniquen. Este trabajo tan tedioso con frecuencia es realizado por el departamento de TI, a veces con ayuda de los vendedores. Normalmente, las interfaces se parecen a un proceso de carga de archivos en lote, donde se crean mapas entre dos sistemas distintos para que puedan entenderse. Los mapas de los datos casi siempre requieren trabajo personalizado e innecesario, ya que la estructura de los datos es única entre los productos de los vendedores. Una vez que se escribió y se probó la interfaz, es válida hasta que un vendedor cambie algo en el software durante la actualización de un producto. Con las versiones nuevas, hay que volver a empezar el inmenso esfuerzo de personalización que es tan molesto.

A pesar de que algunas empresas más grandes y complejas pueden necesitar una de las mejores soluciones para extender sus actividades de forma flexible a la e-collaboration, la administración de esta gran cartera de aplicaciones –gran parte de la cual implica establecer sociedades o realizar mucha integración y personalización– resulta complicada. El enfoque de la mejor solución tiene sus méritos, (consulte Best of Breed Versus Fully Integrated Software: The Pros and Cons, Single Source or Best of Breed— The Debate Continues, y Pure-Play CRM Vendors: Choose an Integrated or Best of Breed Solution?), pero creemos que constantemente conlleva costos adicionales de integración y complica la organización del servicio y el soporte. Las interfaces entre componentes como ERP, CRM, WMS, MES o e-business normalmente deben ser modificadas. Esto puede representar un obstáculo para los cambios futuros, ya que hay que revisar más a fondo el código modificado y esto toma tiempo, además de ser costoso y arriesgado. Asimismo, estas mezclas pueden tener una apariencia distinta a lo largo del rango. Si desea obtener más información, consulte Mire antes de saltar.

Del mismo modo, el mercado de la integración de las aplicaciones empresariales (EAI) sigue siendo nuevo y fragmentado, además de que experimenta dificultades a pesar de la llegada de las arquitecturas orientadas al servicio (SOA) y los servicios web (consulte Leveraging Technology to Maintain a Competitive Edge during Tough Economic Times—A Panel Discussion Analyzed). Estos detalles afectan la naturaleza compleja del software EAI y las luchas de poder que actualmente se están librando en el mercado. Para ilustrarlo, existen indicaciones de la existencia de varios dialectos del lenguaje extensible de marcas (XML). En pocas palabras, las malas noticias sobre las interfaces nos llegan de la necesidad de contar con una gestión continua y una coordinación de las actualizaciones, un aumento en el número de empleados de TI, varios contratos de mantenimiento de las empresas de software y complicaciones con la redacción de reportes. Además, hay que tener cuidado con la (in)estabilidad financiera de los proveedores de software. Todos los proveedores involucrados pueden tener estrategias del negocio distintas, hasta divergentes, y esto complica la gestión de la EAI del cliente.

Por el contrario, un producto ERP extendido completamente integrado, como EnterpriseIQ, puede eliminar por completo todos estos problemas para las pequeñas y medianas empresas de fabricación, sobre todo aquellas que carecen de habilidades de TI. De forma concreta, cuando se almacenan los datos en una sola base de datos, no es necesario crear y administrar interfaces torpes, ya que sólo hay una aplicación maestra. La visibilidad de los datos es inherente, ya que con los enlaces adecuados, es posible reunir y diseminar los datos en varias formas y a tiempo.

Por otro lado, en la mayoría de los casos, las distintas bases de datos que están en el taller, como datos de gestión de la calidad, transacciones en tiempo real de producción y almacenamiento, datos de mantenimiento de la planta, datos maestros de ERP, etc. casi nunca están sincronizadas y dificultan la toma de decisiones a tiempo y con precisión. Este problema se presenta cada vez que se mantiene la información en varias ubicaciones, ya que si no se cuenta con un método avanzado de sincronización, la probabilidad de tener datos precisos almacenados en más de una ubicación se reduce mucho.

Si los datos se sincronizan únicamente en modo por lotes diariamente, o durante cada turno, los administradores seguirán sin poder tomar decisiones precisas a tiempo. Así, todas las funciones como planificación de la producción, embarques, control de inventarios y compras, se ven afectadas. El servicio a clientes también sufre las consecuencias, ya que los empleados deben tratar de atender las solicitudes que presentan los clientes para obtener el estado de la orden. En los peores casos, algunos datos nunca se sincronizan con el sistema ERP maestro y se crea un enorme vacío de comunicación, es decir “islas de automatización”, donde varios equipos que trabajan bajo un mismo techo sólo se preocupan por sus registros y sus responsabilidades sin realizar un trabajo en colaboración. En otras palabras, el ambiente total nunca se trata de forma unificada.

Con esto concluye la tercera de seis partes que conforman esta nota.

La primera parte presentó los antecedentes de la empresa.

La segunda parte abrió el tema del impacto en el mercado.

La cuarta parte revisará la Single Database Solution de IQMS y la gestión de la calidad. La quinta parte cubrirá EDI integrado y varias utilidades. La sexta parte presentará retos y dará recomendaciones a los usuarios.

 
comments powered by Disqus